La gran ofensiva guerrillera "hasta el tope" del 11 de Noviembre de 1989 fue la más grande acción militar del FMLN durante la guerra civil, concentró el 70% de sus fuerzas militares en la capital y sus alrededores. Aun se siente el miedo y el odio de clase cuando la burguesía y sus representantes se refieren a ella, dando la imagen de una acción asesina por parte del frente y ocultando cuál fue el actuar de ellos contra los barrios obreros. Unos meses antes pensaron que el FMLN estaba acabado y su derrota vendría en poco tiempo, les duele en el alma haberse equivocado y haberse visto obligados a ceder en una serie de aspectos para llegar a los acuerdos de paz de enero de 1992.
Leer más: El Salvador: A 20 años de la ofensiva general de 1989 - Debemos completar las tareas revolucionarias

Honduras: Quedó expuesta la farsa del acuerdo, ¡Hay que boicotear las elecciones!Como explicamos en un artículo anterior, el Acuerdo de Tegucigalpa/San José firmado el 30 de Octubre por representantes del presidente legítimo de Honduras, Mel Zelaya, y por los golpistas del régimen de Micheletti, era en realidad una farsa.

Leer más: Honduras: Quedó expuesta la farsa del acuerdo, ¡Hay que boicotear las elecciones!

¡A formar comités de autodefensa! ¡Aprender de la huelga de 1954!

¡Huelga general solidaria en Nicaragua y El Salvador!


Tras el ingreso de Zelaya a Honduras, el 21 de septiembre, y su asilo en la embajada brasileña, la revolución ha adquirido una intensidad inconmensurable. Los acontecimientos se desarrollan como un torbellino. La fuerza del movimiento de masas ha llevado la situación hasta dónde está. Ni el imperialismo, ni la oligarquía imaginaron jamás que se destaparía tal cantidad de energía contenida en siglos de opresión.

Leer más: Honduras: ¡A organizar la insurrección de masas que derribe a la dictadura!

represion_honduras.jpgEl lunes 21 de septiembre a las 11 de la mañana se confirmó que Mel Zelaya, el presidente legítimo de Honduras, estaba en la capital Tegucigalpa, alojado en la embajada brasileña. El presidente Zelaya hizo un llamamiento a la población para que saliera a protegerle y decenas de miles han respondido. Fue derrocado por un golpe de estado militar y perpetrado por la oligarquía el 28 de junio y durante 86 días los trabajadores, campesinos y jóvenes, el pueblo de Honduras, han mantenido una lucha heroica contra el golpe enfrentándose a la represión, a los asesinatos selectivos, a las detenciones masivas y al bloqueo de los medios de comunicación. Sólo la resistencia de las masas, dirigidas por el Frente Nacional de Resistencia Contra el Golpe, hizo posible el regreso de Zelaya al país el 21 de septiembre. Ni las maniobras diplomáticas, ni la presión de los distintos organismos internacionales (que en el mejor de los casos ha sido tímida) sobre el régimen. 

Leer más: ¡Mel Zelaya regresa a Honduras! ¡Es necesaria la acción de masas para derrocar el golpe de estado!
El ingreso de Zelaya a Honduras es un triunfo histórico de las masas hondureñas, tras 86 días de lucha ininterrumpida, se ha dado un punto de inflexión determinante. El detalle de cómo se dieron las cosas no es por ahora lo importante, el ambiente y el escenario están llenos de confusión y los rumores corren como pólvora; no hay que perderse en los detalles circunstanciales. Es vital tener claridad en la brújula política, que la dirección no se deje perturbar por los contratiempos que inevitablemente interfieren
Leer más: Regreso de Zelaya a Honduras: ¡Colosal triunfo de las masas!
250x189-images-stories-honduras-noserinde.jpgHan pasado ochenta días desde el golpe de estado en Honduras y no hay signos de que la resistencia se debilite. Todo lo contrario, sigue en aumento y cada vez es más combativa. Existen las condiciones para el derrocamiento del régimen golpista, pero se requiere una acción decidida en forma de una huelga general total.
Leer más: Honduras: Aumenta la resistencia contra el golpe y el boicot a las elecciones
A 69 días de lucha, ¿qué táctica necesita el movimiento?

Se cumplen 69 días de lucha, cantidad equivalente a los días que duró la histórica huelga de 1954, de los trabajadores de las compañías bananeras. Sin duda este movimiento ha superado en magnitud y masividad al movimiento de 1954, del que se consiguieron mejoras en las condiciones de trabajo para el pueblo hondureño.

Leer más: Revolución en Honduras: A organizar el boicot activo de las elecciones golpistas

honduras_2.jpgCuando se cumplen ya siete semanas desde el golpe de estado contra el presidente hondureño Mel Zelaya, la resistencia nacional continua movilizando a decenas de miles de trabajadores, jóvenes y campesinos en un movimiento que la represión no ha podido aplastar. Mientras tanto continúan las maniobras diplomáticas de todo tipo para tratar de buscar una “salida negociada” que frene la posibilidad del derrocamiento del golpe de estado mediante una insurrección popular.

Leer más: Siete semanas de resistencia en Honduras que no decae pese a la represión del régimen golpista

marcha_en_honduras.jpgHan pasado 35 días desde que estallara intempestivamente una revolución social en Honduras. Los acontecimientos se desarrollan a velocidad de relámpago. Las masas se han mantenido en las calles con una energía revolucionaria impresionante. La represión ha actuado como látigo de la contra revolución y lejos de atemorizar al movimiento, lo ha llevado hacia adelante, ha enardecido a más y más sectores de la población, la salvaje represión del jueves 30 de julio fue respondida el 31 de julio con una enorme manifestación en todo el país.

Leer más: Honduras: la disyuntiva no es dictadura o democracia sino capitalismo o socialismo

honduras.jpg

El golpe en Honduras subraya de nuevo que incluso tímidas reformas dentro del sistema capitalista no pueden ser toleradas por los oligarcas locales de América Latina y sus maestros imperialistas. Pero Venezuela enseña que si las masas se movilizan se puede detener a la reacción. Es el momento de movilizar toda la fuerza de los trabajadores y pobres de Honduras.

 

Leer más: !Hay que derrotar el golpe reaccionario en Honduras¡Movilización en las calles y huelga general