FalceMartelloMás de 200 personas de 28 ciudades desde el norte de Italia hasta más allá del sur de Sicilia, se reunieron para el congreso nacional organizado por FalceMartello para la semana del 6 y 7 de julio. “La izquierda, la clase trabajadora y la revolución” fue el principal tema del encuentro, el cual se resultó ser un gran éxito, con una rica y fructífera discusión.

Congreso nacional -  un nuevo comienzo y un enorme éxito. 

La composición de la audiencia fue bastante variada. Un buen numero de sindicalistas y cuadros revolucionarios de larga data, y un numero considerable de jóvenes también, quienes recientemente se unieron o simpatizan con la Corriente Marxista Internacional en Italia a través del trabajo de “Sempre in Lotta” (Siempre en lucha), la organización juvenil establecida el septiembre pasado. Hubo tres discusiones principales, la primera bajo el titulo “En contra de la utopía Keynesianista, ¿cual es la alternativa a la crisis?” Durante la presentación de el debate del borrador para el programa por una alternativa revolucionaria. 

Discusión sobre el programa

En su presentación, Roberto Sarti destacó la necesidad por un programa el cual no solo se incline a los prejuicios de las masas o al actual su nivel de conciencia de la clase trabajadora, sino que sea basado en las necesidades de la situación objetivas y lo que necesita nuestra clase en su conjunto. Un programa marxista no es una colección de “exigencias razonables y posibles”. Aquellos que se adhieren a estos criterios, como los reformistas, han terminado con nada en sus manos y han vendido a la clase trabajadora.

“Hoy, el mundo nunca ha sido tan desigual: el 8% de la población mundial posee el 50% de los ingresos mundiales”, dijo Sarti y “los sindicatos y lideres izquierdistas se han convertido en administradores del sistema capitalista. Un programa y una perspectiva reformista fueron dos de las principales razones para el desastre de la izquierda en Italia. Un programa que apoye la nacionalización del sistema bancario y de las palancas de la economía bajo control obrero” no puede ganar la mayoría entre la clase trabajadora en “tiempos normales”. “Pero los bolcheviques en 1915 estuvieron también solos y en contra de la corriente. Un chiste popular de la época afirmaba que todos los internacionalistas del mundo podían haber cabido en dos vagones de un tren en aquella época. Pero en dos años Lenin estaba liderando la Revolución de Octubre. Bien, hoy en esta sala somos más que los Marxistas para 1915.”

FalceMartelloEl debate comenzó con una nota optimista. Gabriela D’Angeli explicó que hay un gran número de peticiones que podrían estar dentro del resumen. Tomar el lema de un impuesto sobre la renta pesado y progresivo, por ejemplo. Pero sin control obrero sobre el sistema de impuesto, esto simplemente no puede funcionar. El control obrero es el elemento clave para cada programa de transición.

Serena Capodicasa criticó la propagando sobre la Unión Europea. Toda esa retórica acerca de la bandera azul, con las lindas estrellas amarillas está destrozada. Europa ha revelado por si misma lo que es: una unión de los banqueros y los capitalistas.

Luigi Piscitelli y Antonio Erpice hablaron sobre las espantosas condiciones que enfrenta la juventud y las familias de la clase trabajadora en el sur. Una salida es posible solo a través de la ruptura con el sistema capitalista. Un capitulo especial de la situación del sur de Italia será discutida en el encuentro con los partidarios de FalceMartello en el sur a principios del próximo otoño.

Otras peticiones serán agregadas sobre la cuestión de Cerdeña. Otras contribuciones presentaron la cuestión del servicio postal, el cual ha sido privatizado, y sobre la cuestión de los derechos de la mujer y el rol del vaticano en la economía, la política y en el campo de la cultura.

Como dijo Marco Sandrin, un camarada obrero de Friuli Venecia Giulia (en el noreste de Italia): “Si no defendemos este programa nadie mas lo hará. La alternativa debe ser revolucionaria, o no es nada.”

El debate sobre el programa mostró un alto nivel de madures de todos los que contribuyeron.

Los sindicatos y las luchas obreras

El sábado en la tarde, hubo una sesión sobre los sindicatos y las luchas obreras.

Paolo Grassi introdujo el debate. En los últimos dos años no ha habido mayores movimientos de la clase trabajadora en Italia. Primero bajo Monti, y luego bajo Letta, los sindicalistas fueron capaces de contener a la mayoría de la clase trabajadora, bajo la idea de la necesidad de “unidad nacional”. Pero, mientras las condiciones laborales y el nivel de vida se empeoran, esta relativa paz social no puede durar mucho. Él comparo la situación actual a la de poco después del “Otoño Caliente” en 1969.

Hoy, al igual que en los sesentas, muchas luchas parecen venir de la nada. En realidad, hay una reacción en contra de la arrogancia de los patronos. En las últimas semanas hemos sido testigos de un número de agudos conflictos, relacionados con los despidos masivos y cierres de fábricas. Desde Indesit a Berco, desde Whirlpool a la planta siderurgica de Terni, cientos de empleos están en riesgo. Muchas de esas fábricas no tienen tradición de sindicatos o huelgas: pero luego de que los patronos atacaran el ánimo cambio repentinamente de un día para otro. Este es el tipo de música que estamos por escuchar en el futuro a nivel general.

Paolo enfatizó nuestras tareas ligadas a ganar a la mayoría de los trabajadores para las ideas revolucionarias: la intervención en las huelgas, los congresos de CGIL (Principal Sindicato Italiano), el cual está planificado para el próximo 2014, la planificación para la intervención en toda la organización (trabajadores, estudiantes, desempleados y simpatizantes) en las luchas obreras y en las puertas de las fabricas

FalceMartelloUna herramienta muy útil fue lanzada el invierno pasado, Radio Fabbrica (Radio Fabrica), un boletín, originalmente introducido para coordinar a los trabajadores de la FIAT, que ahora se ha convertido en la herramienta de la intervención de los marxistas en todos los lugares de trabajo. Cuatro emisiones fueron expuestas en los pasados ocho meses. Cientos de copias de de cada emisión han sido vendidas. Se ha convertido en un punto de referencia para un sector de la capa avanzada. Las contribuciones en este debate fuero numerosas también, 20 en total, para nombrarlas todas. Pero una puede mostrar las profundas raíces que FalceMartello ha enterrado a través de los años entre los mejores activistas y del proletariado italiano.

Entre los camaradas que intervinieron hubo aquellos involucrados en la lucha en contra de los despidos, como Orlando Maviglia de la Motori Minarelli en Bolonia, otros que recientemente ganado una disputa sobre los turnos nocturnos, como Edgar Banja de la planta Daniela en Údine. Camaradas como Diana Terzi, quien explicó la táctica de “dividir y vencer” en el manejo de las escuelas, entre los trabajadores bajo un contrato limitado, y los llamados “mas privilegiados” con un contrato permanente.

La contribución de Mimmo Loffredo, de la planta de FIAT en Pomigliano (cerca de Nápoles), fue una de las más esperadas. Mimmo explicó a la audiencia acerca de los piquetes en las puertas de la planta en contra del trabajo de horas extras los sábados. Paolo Brini, miembro del Comité Central del FIOM (sindicato metalúrgico), declaró: “nuestros camaradas en las fabricas no son solo sindicalistas, sino activistas revolucionarios en los sindicatos”.

Durante los dos días del encuentro, los saludos de todas las secciones de la CMI fueron leídos, y fueron recibidos con un inmenso entusiasmo por la audiencia. La Corriente Marxista Internacional para los camaradas de FalceMartello es un faro en mares tormentosos.

Nuestra perspectiva política

La tercera sesión fue sobre, “Nuestra propuesta para un movimiento político de la clase trabajadora”. Hemos expresado, desde el último congreso del PRC (Partido para la Refundación Comunista), la necesidad de construir un partido para la clase trabajadora. Después de la debacle de las últimas elecciones en febrero, el debate sobre “como reconstruir la izquierda” es más relevante que nunca.

El suicidio político de parte de la dirigencia de Rifondazione Comunista se ha aclarado a la vista de todos después de la participación en la coalición electoral “Revolución Civil” y relegado al PRC a su mas baja encuesta de todos los tiempos, 1%. Desde el 2008 el PRC no ha tenido diputados y esto ha llevado a una crisis financiera del partido. La dirigencia está saqueando la mayor parte del aparato de tiempo completo, y vendiendo muchas de las premisas alrededor de Italia, simplemente para sobrevivir.

La estrategia del partido de “Izquierda Ecología y Libertad” (SEL, la escisión derechista del PRC en 2009 dirigida por Vendola) también esta en crisis. Antes de las elecciones este partido apuntaba a convertirse en un aliado del gobierno de coalición del país. El SEL, aunque no logro regresar al parlamento pactando con el Partido Democrático, fue forzado a abandonar al SEL a su suerte para poder formar un “governissimo”, una importante coalición, con Berlusconi.

Los dos elementos centrales en los que la izquierda puede ser reconstruida deben ser una orientación basada en la clase, sin ninguna alianza con el Partido Democrático, y un programa revolucionario. Pero nadie propone esto, además de nosotros.

FalceMartelloAlessandro Giardiello, quien abrió la sesión, fue claro: “no estamos lanzando un nuevo partido, ni estamos llamando a un frente electoral. Nosotros accionamos la táctica del frente unificado, como los bolcheviques. Cuando la dirigencia del FIOM plante la cuestión de la falta de representación política de la clase trabajadora, nosotros respondemos: “si, pero ¿Qué están haciendo para llevar este vacío?” un nuevo partido de la clase trabajadora será el producto de un grandioso evento histórico, y no será el resultado del “voluntarismo”, aun de los mejores activistas.”

“Nosotros vamos a estar activamente involucrados en los debates en el próximo congreso del PRC, donde vamos a luchar para ser la dirigencia alternativa, y apuntamos en base de nuestra plataforma, a reunir todas las fuerzas que deseen construir la vanguardia de la revolución. Somos ambiciosos, y nuestra meta es conquistar la mayoría de la clase trabajadora.”

Es imposible citar todas las contribuciones vivo y muy importante debate. Pero en su resumen, Claudio Bellotti reafirmó la importancia de una dirigencia Marxista, “sin tal liderazgo, ni un solo paso adelante es posible”. Sus palabras finales fueron: “No vamos a organizar una reunión como esta cada mes, para mantener alto sus espíritus. Únanse a nuestra tendencia, pónganla a prueba y vamos a construir juntos lo que nuestra clase mas necesita.”

El encuentro terminó con un fuerte aplauso y la entonación de la Internacional y de “Bandiera rossa.”

Fuente: Sinistra, Classe, Rivoluzione - L’inizio di un’alternativa rivoluzionaria

 


Para ver la galería de fotos del encuentro: http://www.marxismo.net/prc/tutte-le-foto-dellassemblea-qsinistra-classe-rivoluzioneq

Los videos pueden ser vistos en youtube en: http://www.youtube.com/user/festarossa2009