A continuación publicamos una carta redactada por el camarada Anderson Sánchez, del Sindicato de Trabajadores de la Vivienda del Sector Público, sobre los graves ataques de la burocracia que dirige la empresa Fábrica de Insumos 27 de Febrero contra los trabajadores de la misma.

La presente tiene por objeto para manifestar mi preocupación en torno a las problemáticas que se vienen generando en la Fábrica de Insumos 27 de Febrero, S.A. ente adscrito al MINHVI. Son muchas las irregularidades que se vienen presentando en esta fábrica, desde la antigua Junta Directiva encabezada por Karla Fermín, donde se le vulneraron muchos derechos a los trabajadores, hubo hostigamiento, acoso laboral y pare de contar. Nuestra lucha comenzó en 2013 contra tales atropellos, ya que perdimos unidades de transporte, maquinaria y hasta la aprobación de la línea de tabelones que aún hoy en el 2017 está paralizada. A ello hay que sumarle pérdida de dinero, camionetas asignadas, etc. En el 2015 toma la presidencia Florencio Carballo, y nuestra lucha no se detuvo. En consecuencia, sólo luego de 3 meses fue que logramos reunirnos con el presidente, quien nos informó de forma verbal que el “no creía en asamblea”, en consecuencia, para nosotros no este sujeto no cree en la revolución, que está fundada en el principio de la participación democrática de la clase trabajadora y el pueblo todo. Los hurtos de diferentes bienes a la fábrica aumentaron durante su gestión: tv, cauchos, batería de carros, piezas mecánicas, etc., incluso robo a los trabajadores por parte de delincuentes dentro del mismo centro de trabajo, luego entramos en un proceso de desmejora laboral. Ataques constantes por parte del patrono, persecuciones y hasta denuncias en el Ministerio Publico en contra de 4 trabajadores, acusando el patrón de sabotaje al horno, cuando realmente se le informó de manera verbal que había que realizar el mantenimiento preventivo al horno y éste no acató la sugerencia de los trabajadores.

     En el marco de las luchas se crearon los Delegados de Prevención, el Consejo de Trabajadores y un Sindicato de la fábrica, el cual nunca fue reconocido por el patrono. Cabe destacar que en este proceso fui detenido por funcionarios del SEBIN dentro de la entidad de trabajo, enviado por el presidente Florencio Carballo, gerente de relaciones institucionales Carmelo González y el gerente de Seguridad (SHA) Carlos Chacín. En el 2016 llega a la fábrica el vicepresidente Rafael Rosas, con una actitud despótica, donde lo único que se haría en la fábrica sería su decisión, sin importar la problemática de la clase obrera, que se estaba agravando más y más, aplicando este Sr. Rosas despidos injustificados, sin su debido proceso como lo estipula la Ley del Trabajo, violando el Decreto Presidencial de Inamovilidad Laboral, violando los fueros existentes en la ley e incluso faltándole el respeto a la Inspectora en Jefe de la Inspectoría del Trabajo, expresando de forma verbal que “mientas yo este allí, nadie será reenganchado”, negándose a sentarse en las mesas de conciliación establecidas por la Inspectoría del Trabajo. Es preocupante esta situación ya que hemos venido denunciando esta problemática desde el 2013 y no hemos sido escuchados, ni atendidos, y cada día que pasa la problemática actual se agudiza en la fábrica.

     La fábrica 27 de febrero es una punta de lanza para la Gran Misión Vivienda Venezuela, creada por el camarada y presidente Hugo Chávez, por lo que defenderemos esta trinchera incluso arriesgando nuestras vidas, pero el papel de la burocracia quinta columna de la revolución es tal, que como revolucionarios hemos tratado de llegar a todos los medios y no hemos sido apoyados. Es de destacar que el 75% de las trabajadoras y trabajadores de la fábrica son jóvenes, y como jóvenes formados por el gigante de la patria, él nos hizo un llamado, a ser irreverentes pero también, somos disciplinados. Es de recordar que estos atropellos y abusos no los sufren estos personeros quinta columna que están al frente de las instituciones del Estado, anti obreros, sino que es la revolución, la que paga las consecuencias. Por último, se hace un llamado al Ministro del Poder Popular para Vivienda y Hábitat Manuel Quevedo, a facilitar o crear un espacio para solventar las contradicciones internas de la fábrica.

 

 

No hay revolución sin la clase obrera. Si no luchamos juntos nos matarán por separado

¡Viva la clase obrera!

Anderson J Sánchez S

 



 
 

Consola de depuración de Joomla!

Sesión

Información del perfil

Uso de la memoria

Consultas de la base de datos