El Martes 17 de Agosto, fue publicada una entrevista realizada al coronel activo del Ejército José Martin Raga, en la misma el compañero Raga expresó importantes y contundentes críticas hacia la quinta columna burocrática que existe en la revolución. El día de ayer el coronel Raga fue detenido, información que fue anunciada por una periodista del diario Quinto Día, y luego confirmada por la esposa del coronel a través de su cuenta twitter. Como Corriente Marxista del PSUV “Lucha de Clases”, respaldamos la gran mayoría de las críticas llevadas a cabo por el compañero Raga sobre los problemas que atraviesa la revolución, sobre todo, en lo que respecta a la quinta columna burocrática que está enquistada dentro de nuestras filas.

 1. El Martes 17 de Agosto, la revista Newsweek en español publicó una entrevista realizada al coronel activo del Ejército José Martin Raga, en la misma el compañero Raga expresó importantes y contundentes críticas hacia la quinta columna burocrática que existe en la revolución.

2. Es la primera vez en muchos años, que un militar activo se atreve a romper con las normas burguesas que rigen sobre la participación de los militares en la vida política del país, y decide alzar su voz contra la quinta columna burocrática que existe dentro de la revolución, y que la está destruyendo poco a poco desde adentro.

3. El día de ayer el coronel Raga fue detenido, información que fue anunciada por una periodista del diario Quinto Día, y luego confirmada por la esposa del coronel a través de su cuenta twitter.

4. Frente a la detención del compañero Raga, ya hay militantes revolucionarios que por medio de las redes sociales, han manifestado su apoyo a las declaraciones realizadas por él en la entrevista y han expresado su solidaridad ante la detención.

5. La razón de ello es una sola y fundamental: Salvo ciertos señalamientos personales que el camarada realizó en la entrevista a determinados dirigentes de la revolución, que requieren de un investigación abierta y profunda para poder ser demostrados en su totalidad, en líneas generales las críticas expresadas por el compañero Raga reflejan la realidad de lo que está sucediendo dentro de la revolución, y que ha venido siendo observado, criticado y discutido por un sector cada vez más numeroso de la militancia revolucionaria.

5. Es por eso, que las ideas planteadas por el compañero han encontrado eco entre las bases, y por lo que un sector de la militancia ha manifestado su apoyo y respaldo al coronel.

6. Por lo tanto, como Corriente Marxista del PSUV “Lucha de Clases”, respaldamos la gran mayoría de las críticas llevadas a cabo por el compañero Raga sobre los problemas que atraviesa la revolución, sobre todo, en lo que respecta a la quinta columna burocrática que está enquistada dentro de nuestras filas.

7. En dicha entrevista el compañero Rada manifiesta claramente su posición en defensa del socialismo como único camino para el desarrollo de nuestro país y de nuestra sociedad, sin embargo, también señala que nuestro proceso ha sufrido una desviación burocrática: “Yo creo mucho en el proyecto socialista, creo que es la única vía para llevar a los pueblos a su desarrollo. Por supuesto, no de la forma como se ha hecho aquí, ahí es donde está el problema. Hay que ser crítico, eso está bien. No se puede ser un mono que aplauda en cada discurso.”

8. “En alguna parte se torció y tenemos que reencausar el proyecto socialista hacia lo que verdaderamente es, trabajar con el pueblo y para el pueblo. El problema es que se crearon cúpulas y élites; antes eran las cúpulas industriales, de los grandes ricos, cinco apellidos que siempre manejaron la riqueza de Venezuela; ahora hay unos nuevos ricos que son los que controlan el poder.”

9. Como hemos explicado, el coronel Rada señala claramente uno de los grandes problemas medulares que hoy afronta la Revolución Bolivariana: “ahora hay unos nuevos ricos que son los que controlan el poder”. Esta idea es totalmente cierta, pero, no basta con señalarlo, es necesario comprender científicamente las causas de este fenómeno, a fin de poder corregirlo.

10. En sus inicios, nuestra dirigencia estaba formada fundamentalmente por antiguos dirigentes populares de base: dirigentes comunitarios, campesinos, obreros y sindicales, estudiantiles y ex guerrilleros entre otros. No obstante, una vez que la revolución llega al gobierno y se infiltra en el aparato del estado burgués, todos estos compañeros y compañeras comienzan a detentar cargos de elección popular y cargos directivos por designación (gerentes, ministros, directores, diputados, gobernadores, alcaldes, etc.), con lo cual, comienzan a gozar de toda una serie de privilegios y lujos (altos salarios, chofer y/o vehículo propio para el transporte, vivienda, comisiones, acceso a partidas presupuestarias, etc.), que rápidamente cambian sus condiciones materiales de existencia, y ello termina torciendo y degenerando la conciencia social y política de estos compañeros.

11. De luchadores sociales pasan a convertirse en burócratas que creen que todo lo pueden resolver desde los recursos del estado y desde sus oficinas, y no luchando junto al pueblo trabajador para abolir la vieja sociedad burguesa.

12. Finalmente, la conciencia de estos compañeros, anteriormente revolucionaria, o al menos crítica ante las injusticias y males de la sociedad capitalista, se transforma en una conciencia que defiende sus propios privilegios de casta política y que han conquistado gracias a la revolución, al enquistarse dentro del aparato de estado burgués.

13. He allí uno de los terribles dramas de nuestra revolución: la degeneración política de nuestra dirección, que hoy en día, prefiere defender sus privilegios y poder, antes que luchar por la profundización y radicalización de la revolución. Más aún, la mayoría de estos dirigentes son enemigos de radicalizar la revolución, porque tal radicalización significaría entre otras tareas, abolir el estado burgués, que es una de las bases de sus privilegios.

14. Ahora bien, aunque no es éste el único señalamiento importante que realizó el coronel en la entrevista, en la presente declaración nos limitaremos a analizar sólo algunas de las críticas por él planteadas, que consideramos de gran importancia: “La guerra económica existe, es una realidad, pero parte de la guerra económica ha sido producto de nuestra propia ineficiencia. Nosotros, los militares somos parte de esa guerra económica.”

15. “¿Quiénes son los responsables de las fronteras del país? Los militares, los productos de primera necesidad se están yendo hacia Colombia y otras partes por la frontera. Mientras no aceptemos nuestra propia realidad, nuestra corrupción interna, nuestras debilidades; mientras no apretemos la disciplina y sancionemos a los responsables esta vaina se va a convertir en un desastre.”

16. Nuevamente aquí aparece la cuestión del aparato de estado burgués, del cual las fuerzas armadas constituyen un componente principal.

17. Las relaciones sociales que conforman la estructura política del estado burgués, son de carácter jerárquico y burocrático, las principales decisiones son tomadas por una minoría de jefes en detrimento de los intereses de la mayoría de los trabajadores y de la sociedad. De hecho, no existe una democracia real dentro del aparato del estado.

18. Esto, se comprueba con particular crudeza en el ejército y las fuerzas armadas. El componente armado del estado burgués, fue un aparato construido por las clases dominantes a lo largo de la historia, con el fin de mantener a raya a las clases explotadas, y evitar a toda costa, aún a sangre y fuego de ser necesario, una posible sublevación de éstas contra el régimen de explotación imperante en la sociedad.

19. En ése sentido, las fuerzas armadas están construidas de manera que el control absoluto de las decisiones fundamentales se encuentra en manos de los mandos superiores, mientas que los soldados, es decir, la tropa, simplemente deben recibir, ejecutar y cumplir órdenes. Así en efecto, adiestran a los soldados. Les enseñan a cumplir órdenes de manera fiel y leal, de tal manera que ante una acción represiva contra las masas trabajadoras, los soldados no se opongan o subleven ante las órdenes dictadas por sus mandos superiores, tal y como pasó en las dictaduras de la primera mitad del siglo XX, luego en los años 60, 70 ,80 y en particular, durante el Caracazo en 1989.

20. Bajo esta estructura fue construido el ejército de la colonia en Venezuela, luego el ejército de la “república” independiente de la corona española y por supuesto, el ejército y las fuerzas armadas burguesas del siglo XX venezolano.

21. Ahora bien, a pesar de que durante la revolución, hemos purgado dicho cuerpo represivo de algunos elementos y sectores de oficiales derechistas, proimperialistas, anticomunistas y demás militares reaccionarios de derecha, con posiciones incluso fascistas, la naturaleza de las relaciones sociales dentro de las fuerzas armadas sigue siendo la misma: burocrática, jerárquica, antidemocrática, en una palabra, burguesa.

22. ¿Pero qué consecuencias tiene esto para la revolución? La causa de los altos niveles de corrupción por parte de funcionarios del ejército y de la GNB en las alcabalas del país, y sobre todo, la participación o el aprovechamiento por parte de efectivos de estos cuerpos del estado burgués, históricamente represivos, en acciones de bachaqueo y contrabando de alimentos y demás mercancías hacia Colombia, la cual fue señalada por Rada en la entrevista, radica en el control burocrático y la naturaleza jerárquica de la toma de decisiones dentro de los mismos.

23. En la medida en que los efectivos de estos cuerpos no están bajo el control colectivo de las comunidades y de sus propios soldados, los mandos superiores o los soldados pueden tranzar fácilmente con bachaqueros y contrabandistas una y otra vez sin que esto salga a la luz pública. En este contexto, si un soldado raso o un oficial honesto se rebela ante esta situación, obviamente será reprimido por sus mandos superiores.

24. La única manera de acabar con esta terrible situación es implementando de manera revolucionaria el control popular y colectivo por la base de todos los soldados de las alcabalas de frontera, unido a la posibilidad de elección, revocatoria y rotación de los diversos cargos directivos dentro de los destacamentos del ejército en esas zonas. Además por supuesto, de la incorporación activa y también rotativa, de la milicia popular bolivariana a la guarda y custodia de las alcabalas de frontera.

25. Esta idea no es una elucubración loca de unos teóricos “trasnochados”, como podrían señalar algunos burócratas reformistas, sino que es el resultado de la experiencia histórica de lucha del movimiento obrero mundial.

26. La comuna de París, en 1871, fue la primera experiencia de un estado obrero en la historia de la humanidad, es decir, de un estado de la clase obrera, basado en nuevas relaciones sociales realmente democráticas, que permitieran abolir el flagelo de la burocracia y la corrupción.

27. Para ello, los obreros parisinos abolieron el viejo ejército represivo burgués, y lo reemplazaron por el pueblo en armas. En éste nuevo ejército obrero popular, los mandos eran elegibles por la base de los soldados, así como también, revocables y rotativos, de esta manera se luchaba para abolir todas las tradiciones y relaciones sociales jerárquicas y antidemocráticas que históricamente sirven de base a la corrupción y el burocratismo, pero también, que hacen del ejército un instrumento de represión contra la clase trabajadora.

28. Esta es la única salida realmente revolucionaria para destruir la corrupción que existe actualmente dentro de nuestras fuerzas armadas, sobre todo en lo que respecta a su participación en el bachaqueo y el contrabando de extracción.

29. Estas son algunas reflexiones, desde un punto de vista marxista, sobre las críticas ciertas y honestas que ha planteado el camarada Rada sobre la corrupción dentro del ejército y la GNB. No obstante, como marxistas debemos decir que no basta con que hagamos las críticas correctas y acertadas, sino que debemos comprender científicamente y a profundidad cuál es la causa real de tales fenómenos, para así poder actuar, transformar y resolver las contradicciones en cuestión.

30. En altas horas de la noche de ayer fue dada a conocer la liberación del compañero rada, el cual, según se comenta, debe haber sido ya dado de baja y relevado del cargo que ocupaba en el Nude “Bejarano” en el Edo. Miranda.

31. Ciertamente, haber manifestado sus posiciones a través de una entrevista realizada por una revista política burguesa y yanqui fue quizás un gran error, porque el primer argumento que seguramente se esgrimirá contra el compañero en ése sentido, es que está dando armas al enemigo burgués e imperialista contra la revolución misma.Sin embargo, habiendo señalado ése error, también debemos expresar que para nadie es un secreto que dentro de la revolución, existe un cercenamiento hacia la crítica revolucionaria honesta, sobre todo promovido por la burocracia reformista, para la cual, tales críticas resultan altamente incómodas, odiosas y detestables.

32. No obstante, como hemos explicado en la presente declaración, la lucha contra la quinta columna burocrática que existe en el seno de nuestra revolución, es una tarea históricamente ineludible para los revolucionarios. Del resultado de esa lucha, dependerá el futuro de nuestra revolución. Si la quinta columna burocrática resulta triunfante, nuestra revolución será finalmente derrotada, por el contrario, si la clase obrera y el pueblo todo logran derrotar a esta burocracia contrarrevolucionaria, la revolución podrá consolidarse y avanzar hacia el socialismo.

33. Por lo tanto, es una necesidad urgente e impostergable, que se aperture de manera inmediata un serio y profundo debate entre las bases de la revolución, sobre los problemas que estamos atravesando hoy, sobre las causas de la guerra económica, sobre el programa económico y político de la revolución, sobre la necesidad de radicalizar la revolución expropiando a los capitalistas y estableciendo el control obrero y comunitario de la producción, sobre el control del comercio exterior para derrotar al dólar paralelo, sobre la nacionalización de la banca, sobre el papel del partido en la lucha de clases, sobre el papel de nuestra dirigencia ante la guerra económica, sobre la lucha contra la burocracia y la corrupción, sobre la necesidad de que el poder popular tenga realmente un poder de decisión vinculante en lo que respecta a las grandes decisiones del país y en fin, en todo lo atinente a las críticas y autocríticas necesarias que deben hacerse en la revolución, de cara a la defensa y profundización de nuestra revolución hacia el socialismo.

34. Lamentablemente, los sectores burocráticos de nuestra dirigencia, y aún nuestros principales dirigentes revolucionarios (ministros, diputados, gobernadores, dirigentes nacionales y regionales del PSUV), hasta ahora no han mostrado seriamente, ni un ápice de voluntad en lo que se refiere a la urgente necesidad a abrir este debate en el seno de las bases revolucionarias, y esto lógicamente, no es algo casual. La burocracia necesita defender sus privilegios de casta y clase, es ésa su conciencia social y política, y no otra.

35. Recordemos al presidente Chávez cuando nos hablaba de esta gran amenaza: “La mayor amenaza está por dentro, hay una contrarrevolución permanente, burocrática. Soy un enemigo a diario, con un látigo me la paso porque por todos lados me azota el enemigo de una burocracia vieja y una nueva que se resiste a los cambios, tanto, que uno tienen que estar pendiente de cuando se dé una instrucción y hacerle un seguimiento para que no sea detenida o desviada o minimizada por esa contrarrevolución burocrática que está en el Estado… Hermana de la contrarrevolución burocrática es la contrarrevolución de la corrupción, ésa es otra amenaza terrible, porque por donde menos se espera aparece.”

36. O corregimos el rumbo de la revolución, o el cáncer de la burocracia preparará las condiciones para una derrota futura de la revolución, que podría ocurrir incluso en las venideras elecciones parlamentarias, o en un posible referéndum revocatorio en 2016. Nuestra tarea como revolucionarias y revolucionarios honestos y comprometidos es construir una gran tendencia, basada en las ideas y métodos del socialismo científico, para dar batalla al cáncer burocrático y derrotarle cuánto antes.

 

¡Solidaridad con el camarada Raga!

¡No al cercenamiento de la crítica revolucionaria!

¡Derrotemos a la quinta columna burocrática enquistada dentro de la revolución!

¡Construyamos la Corriente Marxista del PSUV¡ ¡Únete a la lucha!

 

 

 



 
 

Consola de depuración de Joomla!

Sesión

Información del perfil

Uso de la memoria

Consultas de la base de datos