En el presente reportaje los camaradas de la Corriente Marxista del PSUV en el Edo. Sucre nos ofrecen un interesante reportaje sobre la situación actual de la empresa Pesacalba, el papel de la burocracia en la gestión de la empresa y la lucha de los trabajadores por llevar adelante la producción desde el control obrero.

Desde hace unos 3 años se ha venido denunciando la situación crítica por la que pasaba Pescalba (empresa pesquera socialista del alba). Así como lo leen pasaba. La última vez que estuvo en Cumaná el ex ministro de alimentación Carlos Osorio, le aseveró a los trabajadores de Pescalba que dólares no había, pero que Bolívares sí para pagar sueldos y salarios. La excusa, el barril de petróleo estaba por debajo de 30$.

Sin embargo, un tiempo después, el presidente Nicolás Maduro financió a un barco atunero privado con millones de dólares para la pesca de atún.  Irónicamente, con un precio del barril todavía muy bajo. Mientras esto ocurre, embarcaciones compradas en el gobierno del fallecido presidente Hugo Chávez necesitan divisas para poder faenar. En consecuencia, los trabajadores de esta empresa han denunciado ante el país el atropello que quiere cometer el Ministro de Pesca Ángel Belisario, con la privatización de ésta a una supuesta empresa china, mostrando informes falsos de la operatividad de la atunera al gobierno nacional.

Tal privatización estaría por el orden de los 450 millones de dólares, una cifra que debe tener a unos cuantos perdiendo el sueño, y con ello se estaría entregando más del 60% de la empresa en concesión por 25 años. No obstante, hoy esta empresa está más operativa que en el año 2014. De hecho, en la actualidad está al día con el pago a sus trabajadores, se está reactivando el dique y recibe casi 100 mil dólares mensuales a su cuenta por el alquiler de una embarcación en el exterior. Además de casi 400 millones de Bolívares generados mensualmente. Resta instalar un motor de la embarcación Albamar que fue comprado para activarla dentro de poco, y además ya las embarcaciones Miranda, Urdaneta y Mariscal Sucre salieron a faenar. Estas dos últimas traerán pescado de gran calidad para la importación, lo que llaman pescado desangrado.

Como si fuera poco, los trabajadores con los pocos recursos que tienen a la mano, están sin embargo, por reactivar la planta de hielo. Contradictoriamente, muchas empresas en manos de burgueses capitalistas reciben millones de dólares anuales y hoy quieren parar al país llamando a bajar sus santa marías, mientras Pescalba no recibe ni un dólar para terminar de operar a plenitud.

A pesar de ello, han sido los trabajadores quienes la mantienen en funcionamiento, pero el ministro Belisario asegura que los que tienen la fábrica "tomada" son un grupito de trabajadores que le hacen daño a la revolución. Asimismo, voceros del gobierno, entre estos el propio ministro Belisario, aseguran defender el legado de Chávez, pero hipócritamente, con los planes que están llevando a cabo con esta empresa pesquera, siguen dando muestras en la práctica de no sólo acabar con el legado de Chávez, quien la expropió para garantizarle al pueblo pescado (atún) a precios más solidarios, sino que además acusan a los trabajadores de desestabilizadores de la revolución, cuando por el contrario son éstos los que han mantenido a flote la empresa, en una postura clara de defensa de la Revolución Bolivariana, de las conquistas históricas de la clase obrera, y del legado del presidente Chávez. Como resultado, se mantienen en pie de lucha y han cerrado las puertas de Pescalba a la comisión del gobierno y la empresa china quienes recientemente se dieron cita en el lugar, evidenciando así una clara muestra de lucha y rechazo a esta decisión que constituye una traición al propio legado del presidente Chávez. Decía Marx: las crisis son todas consecuencia del capitalismo. Por ello deben ser los capitalistas quienes paguen la crisis que éstos  generan, y no el pueblo trabajador.