Entrevista realizada por la Campaña Manos Fuera de Venezuela, a la camarada Julie Jensen de Dinamarca, quien estuvo en Venezuela al rededor de un mes, desde el 7 de junio hasta principios de julio. En esta entrevista, Julie nos manifiesta desde su punto de vista y en base a esta experiencia, ciertas consideraciones hacia la Revolución Bolivariana, así como el papel que los medios de comunicación de la burguesía en Dinamarca y Europa juegan, para fomentar la imagen del Chavez dictador y represor del pueblo, y así mantener a las masas europeas, sumergidas en la crisis del capitalismo, alejadas de la posibilidad de construir una alternativa al capitalismo neoliberal que defiende la clase dominante.

En las palabras de Julie, podemos identificar la importancia de la Corriente Marxista Internacional, y en especial del papel llevado a cabo por la Campaña Manos Fuera de Venezuela, para la solidaridad y el apoyo de la izquierda internacional, y para desmontar las matrices de opinión que los medios burgueses en Europa mantienen sobre la Revolución en Venezuela.

¿Qué dicen los medios de comunicación en Dinamarca sobre Venezuela y la Revolución?

Yo definiría a la cobertura que hacen los medios de comunicación de Dinamarca sobre la Revolución Bolivariana, como generalmente muy unilaterales. Normalmente cuando los principales diarios y canales de televisión se refieren a la situación política en Venezuela, lo hacen en términos poco condescendientes, refiriéndose a Hugo Chavez como un “dictador populista” y un “loco”. Desde la perspectiva danesa, puedes fácilmente tener la impresión de que el gobierno de Venezuela esta reprimiendo al pueblo, limitando la libertad de expresión, a los medios de comunicación y publicando campañas propagandistas. Incluso el periódico nacional mas a la izquierda, el cual es altamente respetado y es normalmente un diario relativamente imparcial, ha cubierto toda las noticias sobre Venezuela constantemente desde un punto de vista ideológico anti-Chavez.

¿Qué te motivó a viajar a Venezuela?

Mi decisión de ir a Venezuela fue principalmente por el libro “La Revolución Venezolana” escrito por el periodista danés y escritor Andreas Bülow[1]. Antes de ir, estuve viajando en autobús, por al rededor de 5 meses, desde el sur de Chile hasta el norte de Colombia. La pobreza extrema, especialmente en Bolivia, me dejó una fuerte impresión. Mientras me daba cuenta del cierto desconocimiento que se manifiesta en los ojos, cómodamente cerrados de muchos de los viajeros, quienes solo visitan los parques nacionales. De repente todo perdió sentido. Me pregunte; ¿que tipo de libertad estamos practicando acá?, ¿la libertad de ignorar las consecuencias implícitas de nuestra propia libertad?[2] Al mismo momento mi interés en el movimiento político venezolano creció.

Mientras leída de nuevo “La Revolución Venezolana”, entendí que la Revolución Bolivariana representa una oportunidad única, para que el socialismo demuestre su capacidad para reemplazar la irracionalidad de la economía capitalista neoliberal. También la enorme difierencia entre la Venezuela mostrada por los medios de comunicación internacionales y el reporte de Andreas, respectivamente, me hizo sentir mas curiosidad.

Descríbenos un poco tu experiencia en Venezuela:

Cuando llegué a Caracas en la mañana del 7 de Junio, ya me había comunicado con un contacto[3] de Andreas Bülow. A través de este contacto tuve el privilegio de conocer muchas actividades de interés sobre el proceso revolucionario. Terminé quedándome hasta un mes en Caracas, y visite muchos tipos diferentes de actividades. Entre las mas interesantes encontré a las fábricas ocupadas de “Franelas Gotcha” (en Maracay) y de “Azertia GC” (en Palo Verde – Caracas), las cuales están en la actualidad siendo administradas por los propios trabajadores, organizados en una estructura de tipo plana (no jerarquizada). La persistencia de los trabajadores, a pesar de sus bolsillos vacíos y las tantas complicaciones durante el proceso de transformación, me dejó conmovida. Otros proyectos admirables los pude encontrar en la parroquia “23 de Enero”, donde visité, entre otras cosas, una empresa socio-productiva, con una herrería, panadería, una empaquetadora y una fábrica de ladrillos, que genera beneficios económicos para la localidad – todos esto gracias al trabajo voluntariado.

Otra iniciativa interesante fue el colectivo “Tiuna Fuerte”, y una televisora local, Catia TV, que transmite noticias desde los sectores mas pobres de Caracas, buscando representar al pueblo de los barrios. También fui a varias asambleas de los Consejos Comunales, de grupos de militantes y activistas del PSUV, converse con miembros del Partido Comunista, y del partido opositor “Primero Justicia”. Visite un Núcleo de la Universidad Bolivariana (un centro de actividades libres, como educación, deporte, atención medica, etc.), el INCES (un centro de enseñanza sobre métodos productivos) un refugio de damnificados, jardines urbanos y muchos otros proyectos socio-políticos.

¿Cuál era tu opinión acerca de Venezuela antes de venir y como esta cambio luego de tu visita?

Para ser sincera, no sabia realmente que esperar cuando llegué a Venezuela. Durante mis viajes a través de suramérica, fui advertida muchas veces de que no debería viajar sola (o incluso no viajar en absoluto). Me advirtieron constantemente de que había algún tipo de guerra civil no declarada, que aparentemente estaba sucediendo producto de un régimen populista y represivo. A pesar de que ya sabia que la opinión de los medios de comunicación sobre la situación de Venezuela estaba de alguna forma distorsionada, era difícil de creer. Cuando por fin llegue, supe cuantos hechos innegables son omitidos a diario por los medios de comunicación (incluso de aquellos considerados como “objetivos”). Supongo que el país esta aun atormentado por los fantasmas del miedo hacia el comunismo.

¿Qué puedes decirle al pueblo de Dinamarca y a toda Europa, acerca de lo que dicen los medios de comunicación y lo que en realidad sucede en Venezuela?

En definitiva, tuve un percepción muy interesante sobre la actividad socio-política de Venezuela. Observando por un momento la realización del experimento socialista y progresista – un movimiento de las masas, que con todos sus problemas construyen su camino al andar – deshizo las ideas pesimistas de mi mente. A pesar de que puedes criticar algunos aspectos del movimiento, definitivamente considero que el proyecto Bolivariano es uno de las fuentes actuales de mayor importancia e inspiración para el movimiento socialista en todo el mundo.

Espero que muchas mas personas se interesen en estudiar a la Revolución Bolivariana en el futuro, y recomiendo cordialmente a todos los interesados, que no dejen que sus miedos los mantengan alejados de la realidad de la revolución, producto de a una manipulación. También espero que los revolucionarios de Venezuela estén abiertos a recibir mas visitantes de este lado del mundo, como me recibieron a mi. Solo intercambiando experiencias, y manteniendo el proceso revolucionario abierto para que el mundo lo observe, podemos internacionalizar el movimiento, y desmentir la manipulación mediática sobre la realidad en Venezuela.


 

Notas del Entrevistador:

[1] Miembro de la Campaña Manos Fuera de Venezuela en Dinamarca. Quien vivió varios años en Venezuela, y producto de su experiencia, escribió el libro “La Revolución Venezolana “, sobre la realidad de lo que ocurre en el país.

[2] Julie acá se refiere a como las comodidades y privilegios que posee la clase trabajadora en los países imperialistas (con respecto al resto del mundo), se mantienen sobre la explotación y saqueo a los países de la periferia.

[3] Euler Calzadilla de Lucha de Clases – Corriente Marxista del PSUV y sección Venezolana de la Corriente Marxista del Internacional.



 
 

Consola de depuración de Joomla!

Sesión

Información del perfil

Uso de la memoria

Consultas de la base de datos