Con el pretexto de la recesión económica Chrysler cierra una de sus plantas armadoras en México, ubicada en Lago Alberto, Ciudad de México, dejando sin empleo a más de 1400 trabajadores, muchos de los cuales, por la edad o por el deterioro en su salu Con el pretexto de la recesión económica Chrysler cierra una de sus plantas armadoras en México, ubicada en Lago Alberto, Ciudad de México, dejando sin empleo a más de 1400 trabajadores, muchos de los cuales, por la edad o por el deterioro en su salud tendrán nulas posibilidades de restablecer su vida laborar perdiendo con ello toda fuente de ingreso. Este panorama lo vemos repetido con mayor frecuencia a lo largo de las últimas dos décadas, donde vemos con mayor ímpetu y con más fuerza las violentas crisis económicas que merman el nivel de vida de la clase trabajadora. Pero en el caso de Chrysler tenemos una doble crisis, ya que los ex trabajadores de esta empresa no sólo perdieron su empleo sino que no fueron liquidados conforme lo acordado por su sindicato.

Antecedentes del Sindicato

El sindicato de la Chrysler fue conocido como uno de los más fuertes, la sección 23 de la CTM. Se caracterizaba por ser un sindicato totalmente corporativizado, como se sabe desde sus inicios llega con la empresa, no se conformó con las luchas laborales sino que fue un sindicato impuesto para controlar a los trabajadores. Es así como vemos una serie de irregularidades por parte de sus líderes a lo largo de toda su historia y también lo notamos al momento de darle la espalda a sus agremiados y quedarse con parte de la liquidación que les correspondía. En una junta los líderes del sindicato informaron que les darían el 296 % de liquidación y sólo recibieron el 229%, cuando la empresa declaró que dio lo acordado al sindicato.

El nombre del traidor

Es Hugo Guillermo Díaz, el secretario general de dicho sindicato que teniendo un sueldo de obrero calificado, es decir cerca de 600 pesos por día, ahora es dueño de renombrados negocios como EL CABALLO BAYO, por mencionar alguno; así como de un sin número propiedades. Pero la historia no se queda aquí, a lo largo de toda la historia del sindicato los trabajadores pagaban cuotas para el fondo de huelga, que nunca ocuparon ya que el sindicato nunca se fue a huelga, pero estas aportaciones eran ocupadas para financiar campañas políticas, para diversos cargos, como el de senadores como Armando Gamboa e hijos. No olvidemos que esta sección por ser una de las más grandes y corporativizadas era uno de los sindicatos en donde el PRI llegó a tener un fuerte respaldo, no sólo económico sino político, ya que sus trabajadores por años fueron amenazados en quitarles sus empleos si no votaban por el PRI o no participaban en alguna campaña electoral.

Consecuencias

Es grabe el problema de los ex trabajadores, no sólo por lo que implica el despido masivo de fuentes laborales, para que posteriormente abran armadoras en otros estados o bien en otros países bajo condiciones laborales precarias, ya que debemos recordar, que el contrato de los trabajadores de Chrysler era uno de los más caros en todo el país por las prestaciones que este implicaba.

Sino también por lo que encierra la falta de presión por parte de los trabajadores a líderes corruptos que se enriquecen de sus aportaciones y en las crisis se alían con la burguesía. Es importante señalar que estos fraudes los hicieron un pequeño sector del sindicato, sus líderes, que aprovechando la fuerza del mismo se beneficiaron de forma personal; no el sindicato como tal , ya que este es un organismo creado para defender los intereses de los trabajadores y que si tenía prestaciones y cierta estabilidad es porque estaban organizados, ya que no sólo es una estrategia el despido masivo para recontratar a mano de obra barata, sino también el recontratar a personal con pocas tradiciones de lucha y con poca organización para no ofrecer buenos sueldos o contratos con regulaciones de acuerdo a la ley, esta estrategia no sólo la vemos con trabajadores de la industria automovilística como es en este caso Chrysler o bien en su momento lo hicieron con la Ford , sino también lo vemos en diferentes ámbitos como en la industria bancaria o ahora la amenaza que se ejerce contra las empresas paraestatales.

Un ejemplo de organización

Esta experiencia nos debe servir para seguir organizándonos en nuestros sindicatos, por que Chrysler empezó con el cierre de la armadora de Lago Alberto pero se tiene la amenaza del cierre de sus otras plantas en Toluca y Saltillo y es aquí donde los trabajadores tienen una posibilidad de organizarse, ya que con un trabajador que no hubiera firmado los acuerdos del despido la planta de Lago Alberto no hubiera cerrado así que los trabajadores de las otra plantas tienen la posibilidad de organizarse para luchar por sus empleos y democratizar sus organismos de lucha, esto nos debe quedar claro ya que en un futuro tendremos ataques, no sólo a los empleos de millones de trabajadores, sino directamente a sus sindicato y a sus contratos colectivos de trabajo. Como trabajadores debemos despojarnos de los vicios que aquejan a nuestras organizaciones de lucha como son la corrupción, los líderes corrompidos y sobre todo a la pasividad; los ex trabajadores de Chrysler nos muestran que con unidad y organización podemos defender nuestros intereses de clase.

La defensa de los Contratos Colectivos del Trabajo

A los ex trabajadores de Chrysler los traicionaron, enviándolos a las filas del desempleo con una liquidación injusta, esto demuestra que ellos no están al margen de la población que en los últimos años, las estadísticas nos demuestran, han engrosado el desempleo. No sólo se han aumentado dichas filas sino que los empleos se han precarizado . Porque no debemos olvidar que los ex trabajadores de Chrysler tenían uno de los contratos más amplios, que cubrían desde canastas básicas hasta becas para los hijos de trabajadores, no olvidando algunos obsequios al cumplir determinado tiempo laboral. Es por esto que una empresa, con las dimensiones de Chrysler, quería deshacer dicha planta por medio de su sindicato ya que no le convenía tener una plantilla laboral tan cara, porque a nivel global los despidos y la eliminación de prestaciones les genera ahorro de gastos y a su vez les reditúa ganancias. Por los tanto nos tenemos que movilizar juntos con los ex trabajadores de Chrysler y de tantos otros sectores de trabajadores que están en peligro de perder sus contratos colectivos de trabajo o incluso sus empleos, ya que nos afecta directamente a todos porque de seguir con estas estrategias en muy poco tiempo veremos mermado no sólo los niveles de estabilidad laboral, sino también la merma al nivel de vida.

¡Por la unida de la clase trabajadora!
¡Por una indemnización justa para los trabajadores de Chrysler!
¡Ya basta de despidos!

Comunicado de Ex-Trabajadores de
DAIMLER CHRYSLER de MÉXICO

A continuación, reproducimos textualmente un comunicado emitido por los trabajadores despedidos de Chrysler

ExTrabajadores de DAIMLER CHRYSLER de MÉXICO

En protesta por el multimillonario fraude cometido por el líder del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria Automotriz Integrada Similares y Conexos de la República Mexicana, Hugo Guillermo Díaz Covarrubias , cerca de mil ex trabajadores de la empresa DAIMLER CHRYSLER de MÉXICO, marcharon el lunes 19 de abril del 2004 hacia la residencia oficial de los pinos, en donde fueron recibidos por autoridades competentes las cuales se comprometieron a defender sus demandas.

El contingente de ex trabajadores siguieron su marcha hacia el edificio corporativo de DAIMLER CHRYSLER en Santa Fe, para demandar la pronta solución a sus quejas, recibiéndolos el Lic. José Miguel Arellano Viveros, director asuntos jurídicos de la empresa, comprometiéndose a pagar los adeudos que hubiese entre la empresa y trabajadores, reconociendo que la liquidación prometida a los trabajadores era de 296% y no del 229% que recibieron.

Abogados del Bufete "Sánchez Avilés y Asociados" quienes llevaron el caso de los ex trabajadores defraudados informaron, que los inconformes solicitaran la intervención del gobierno federal para que realice una auditoria a dicho sindicato, ya que acusan que el secretario general Hugo Guillermo Díaz Covarrubias malversó las cuotas sindicales.

Así mismo, los litigantes iniciaron los trámites judiciales correspondientes, toda vez que los trabajadores señalaron que Díaz Covarrubias adquirió ranchos y propiedades en Saltillo el fraccionamiento "Las Calandrias", en Monterrey y Querétaro terrenos, así como lujosos departamentos en Polanco, además que compró para sus amantes ranchos y bares en Toluca con recursos del sindicato y se sabe que es socio de grupos restauranteros como el " Angus " y el "El Caballo Bayo". También se sabe que el contador del sindicato C.P . Ramón Bastida es quien maneja todas las cuentas bancarias a Covarrubias y a sus hijos, bajo presta nombres, cuyo dinero tienen en bóvedas de España.

Con fondos del sindicato se manejaron y pagaron campañas político electorales de los señores Hugo Díaz Velásquez ( q.p.d .) Joaquín Gamboa Pascoe , Armando Gamboa Enríquez y de un miembro de su comité, Alberto Rabago Camacho.

No conforme con todo esto, el Secretario General del sindicato automotriz, Hugo Guillermo Díaz Covarrubias , boletinó a todos los trabajadores de DAIMLER CHRYSLER para que ninguna empresa los contratara, "es por eso que estamos recurriendo a las autoridades federales para exigir que se nos regrese el porcentaje faltante de nuestra liquidación, el fondo de huelga de 65 años que jamás ha sido utilizado y solicitamos se realice una auditoria a los miembros del comité sindical" .

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *