En nombre de los 17.000 trabajadores de la empresa de autobuses Vahed de Teherán informamos a las organizaciones obreras de todo el mundo y todas aquellas que han sufrido la supresión de los derechos humanos más básicos que hoy, 28 de enero, nuestra huelga se ha enfrentado a un ataque sin precedentes de los agentes de la República Islámica.

En la noche anterior atacaron nuestras casas, incluso se llevaron a la cárcel a nuestros hijos y cientos fueron arrestados (todavía no sabemos el número exacto). Varios de nuestros compañeros fueron obligados a conducir los autobuses después de ser golpeados y amenazados. Varios conductores están heridos debido a los ataques de las organizaciones militares, además miles de policías y agentes de seguridad, tanto con uniforme como con ropa de calle, nos atacaron para intentar parar la huelga. Esta es nuestra situación actual.

¿Cuál es el objetivo de la huelga? La liberación de Ossanlou y otros dirigentes del sindicato, que sin razón alguna fueron llevados a la cárcel, la firma del convenio colectivo, el reconocimiento del sindicato y un aumento salarias. ¿Creéis que estas reivindicaciones son tan despiadadas como para desatar este ataque? La República Islámica ha hecho y seto y no tenemos otra elección que continuar con nuestra lucha de una manera más decidida y unida.

Os pedimos, nuestros compañeros de todo el mundo, que tenéis sindicatos y organizaciones, que condenéis este acto del gobierno iraní. Esperamos que exijáis la liberación inmediata e incondicional de todos los detenidos. Exigid que nuestro sindicado sea reconocido y que nuestras reivindicaciones se cumplan. Esperamos que condenéis la represión de nuestra huelga que todos los que atacaron a los trabajadores sean detenidos y juzgados. También damos las gracias a todos los sindicatos y organizaciones que han apoyado nuestra lucha. Tenemos una lucha larga y dura frente a nosotros, os pedimos que continuéis apoyando.

Sindicato de Conductores de la Empresa de Autobuses Vahed de Teherán y alrededores

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *