El tema de la acumulación de capital requiere de un estudio que pasa por desmitificarlo. Se acostumbra a confundir capacidad adquisitiva (acumulación de dinero) con acumulación de capital. Sin embargo, el dinero no crea dinero sino cuando se trastoca en capital. Es decir, cuando aplicado al proceso productivo, y en particular, a la explotación del trabajo humano crea plus valor. La naturaleza intrínseca del capital es crear plus valor y la del dinero es intercambiar bienes y servicios por papeles (dinero) que se cambian, a su vez, por bienes y servicios. Pero, el capital no sólo crea plus valor, en el proceso productivo; también se acumula, una parte, al capital que le dio origen para crear más plus valor. Ese sistema de creación, acumulación y creación de valor (de capital) involucra el crecimiento de la empresa. En esa lógica, la acumulación de capital garantiza la auto generación del capitalismo: el sistema capitalista.

 

Cabe preguntarse si en una economía socialista hay acumulación de capital?

Ciertamente, el capitalismo entorpece el desarrollo histórico del ser humano cuando limita, como lo hizo el feudalismo, el intercambio de bienes y servicios entre las personas. Y  limita  ese intercambio cuando el capitalista reduce a su mínima expresión, con su esquema productivo, el dinero en manos de la inmensa mayoría de los trabajadores, campesinos y lumpen proletarios que conforman la sociedad y que requieren absorber dichos bienes y servicios. La ineficiencia del sistema capitalista para garantizar y facilitar el intercambio entre los seres humanos marca su límite de existencia histórica. En ese sentido, el socialismo, y aún mas el comunismo, para garantizar un intercambio pleno en la sociedad con un mínimo de barreras requiere de dos factores para su logro: una producción suficiente de bienes y servicios en calidad y cantidad y, por el otro, el acceso cierto de todos los seres humanos a dichos bienes y servicios, de acuerdo a la desigual necesidad que tienen los seres humanos.

Esos dos factores íntimamente ligados convergen en la distribución del plus valor, en el campo productivo. En el socialismo la acumulación de capital esta orientada a producir bienes y servicios suficiente para la sociedad y, por la otra, garantizar el acceso cierto de todos los trabajadores a los mismo. De allí que la acumulación de capital socialista procura el crecimiento de las empresas productoras de esos bienes y servicios. En ese sentido, la producción de capital en manos de los trabajadores (en manos de clase trabajadora) debe estar orientada al desarrollo de las fuerzas productivas (innovación) y a la coopetencia a fin de garantizar mayor satisfacción y calidad de vida para todos los trabajadores. Sin acumulación de capital el socialismo es inviable, porque no es posible que se auto genere: no es posible que se vuelva un sistema. Viviremos y Venceremos, que viva el Socialismo, Carajo    

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *