PODEMOS: Programa Revolucionario (PODER POPULAR)

La lucha por el Poder Popular requiere de un Programa que sintetice las aspiraciones inmediatas y mediatas del pueblo, que ponga la mira en los objetivos estratégicos de la revolución. En líneas generales, del Programa del Poder Popular cumplirá transformaciones de carácter democrático, antiimperialistas y simultáneamente tareas socialistas.

 

 Por eso, mi persona desde la dirección de ideología regional con la anuencia del legislador y vicepresidente nacional del partido PODEMOS Gerson Pérez, proponemos al Estado y al País como parte del Gran Polo Patriótico (GPP) Simón Bolívar, estas líneas al pueblo revolucionario y lo sometemos a la consideración y al el debate de las masas populares revolucionarias y estamos dispuestos a enriquecerlo con la contribución de todos los combatientes de la revolución con las ideas y sugerencias de los demócratas y patriotas.

  1. Política de plena independencia y soberanía nacional; ruptura de todos los pactos y acuerdos impuestos a nuestro país por el imperialismo.
  2. Política exterior totalmente independiente y soberana; unidad con todos los Estados revolucionarios y democráticos, solidaridad activa con la lucha del proletariado y los pueblos oprimidos, respeto y apoyo a la autodeterminación de los pueblos; política de paz, relaciones amistosas con todos los países del mundo, según los principios de igualdad, respeto mutuo y beneficio recíproco.
  3. Nacionalización, sin indemnización de las empresas imperialistas golpistas.
  4. Desconocimiento de las deudas contraídas a nombre del país por los gobiernos reaccionarios.
  5. Nacionalización y estatización del comercio exterior; de la banca y de la gran empresa; y, de las empresas medianas y pequeñas cuyos propietarios adopten actitudes contrarrevolucionarias.
  6. Fortalecimiento y desarrollo de las empresas nacionalizadas y estatizadas.
  7. Industrialización del país en la construcción de una economía planificada y diversificada.
  8. Nacionalización y estatización de la gran propiedad latifundista; entrega de la tierra a los campesinos sin tierra o con poca tierra, según el principio de “la tierra para quien la trabaja” y en forma gratuita, estimulando la organización cooperativa democrática.
  9. Amplio apoyo a las comunas, consejos comunales y cooperativas, formas de propiedad que constituirá los puntos de apoyo para desarrollar la economía socialista. Impulso de las cooperativas y/o empresas mixtas de producción entre el Estado y los pequeños y los medianos productores agrícolas, mineros, pesqueros, industriales y artesanales. El Estado se integrará con el capital y la asistencia técnica y los pequeños productores sumarán sus propiedades, herramientas y trabajo.
  10. Combate sin cuartel a la corrupción. Confiscación de los bienes y aplicación de la justicia popular a quienes se han enriquecido traficando con la soberanía nacional, apropiándose ilícitamente de los dineros del pueblo y hayan cometido crímenes contra él.
  11. Democracia y libertad plena para las masas populares. Control sobre las clases explotadoras derrocadas, lucha enérgica contra las actividades contrarrevolucionarias, antinacionales y antipopulares del imperialismo y de las fuerzas reaccionarias internas.
  12. Alfabetización masiva. Educación fiscal, laica y gratuita, para todos los venezolanos.
  13. Educación intercultural bilingüe para los diversos pueblos.
  14. Impulso de la investigación y experimentación científicas y técnicas en función del progreso material del país.
  15. El Poder Popular propenderá, en toda su magnitud, al desarrollo social y material, al ejercicio pleno de los derechos políticos y la cultura de todos los pueblos hermanos latinoamericanos; reconocerá el derecho de autodeterminación de las nacionalidades.
  16. Socialización de las medicinas, garantizando la salud preventiva y la cobertura a toda la población.
  17. Plenos derechos económicos, políticos, culturales y sociales para la mujer; protección a la niñez y a la tercera edad.
  18. El Estado Socialista es de economía centralizada, organiza la producción en función de satisfacer las necesidades y las aspiraciones de las masas trabajadoras, de afirmar, fortalecer y proyectar un país rico y próspero en el que se conjugue el progreso material y social, la defensa de las conquistas de la revolución y la independencia nacional.

 Por: Ricardo “El Gato” Sanoja (*)

    sanojaricardo@hotmail.com       

    elojodelgato7@gmail.com

   Twitter:@ricardo_sanoja

(*) Profesor-Autodidacta, Político y Científico Social.

 

 

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *