Las relaciones sociales que la dirección y la gerencia revolucionaria deben reforzar en sus prácticas económicas para transformar a las empresas en socialistas tienen sus bases en los intereses que subyacen en las mismas. Intereses estos que se potencian con la eliminación de la explotación del hombre por el hombre. En el modo de producción capitalista la lógica del capital implica la apropiación legal por parte del capitalista de todo el plus valor producido por el trabajador a cambio de un salario que representa una fracción del valor creado por éste y cuyo monto le permite subsistir.

El elemento justificador de esta apropiación es, por un lado, la propiedad que ejerce el capitalista sobre los medios de producción y, por la otra, la ficción de que éste paga a través del salario la totalidad de lo que el trabajador le entrega en plus valor. Esta lógica cambia cuando los dos supuestos que la fundamentan cambian; esto es, cuando la propiedad de los medio de producción pasa a manos de los propios trabajadores (o la sociedad en el comunismo) y cuando el total del plus valor creado por el trabajador se dirija a: 1- mejorar su calidad de vida, 2-  mejorar la calidad de vida del resto de los trabajadores de la sociedad y, 3- contribuir al crecimiento y sostenibilidad de la propia empresa socialista. 

La eliminación de la explotación del hombre por el hombre supone un cambio en las relaciones económicas y sociales presentes en la empresa, cuyos intereses procuraran ahora potenciar los beneficios de los trabajadores. En este tipo de empresas las relaciones sociales de los trabajadores, a lo interno de la empresa, profundizarán su consciencia de clase. Profundizarán su participación consciente en la dirección y gestión de la empresa. De allí que se valore y privilegie la comunicación abierta y fluida en todos los niveles de la organización, sin falsas jerarquías o parcelas que aíslen a unos trabajadores de otros. Los problemas de productividad de la empresa no serán solo problemas de la dirección o la gerencia; sino que serán asuntos de todos los trabajadores. En ese sentido, el aprendizaje continuo (colectivo e individual) en la solución de los problemas de la empresa será otro valor fundamental en las relaciones sociales socialistas. El compromiso con los intereses de clase, la cooperación entre trabajadores y la confianza en la conducción de una dirección socialista serán los valores fundamentales que subyacen en las relaciones sociales de las prácticas económicas del trabajador socialistas.

La gerencia por valores es tarea principal de la vanguardia económica revolucionaria. Sin embargo, el primer requisito que debe cumplirse para su implementación es que los directores y gerentes reconozcan sus debilidades en esta materia y asuman el reto que se requiere de ellos. Esos directores y gerentes deben saber impulsar y ser pilares de los valores socialista dentro de las empresas. Deben demostrar con una conducta consecuente, coherente y consistente su apego a relaciones sociales socialistas. En ese sentido, las relaciones sociales deben orientarse a imponer un sistema de remuneración basado en el mejoramiento de la calidad de vida de todos los trabajadores de la empresa, cuyo único criterio de asignación de recursos sea las necesidades individuales y la productividad (o esfuerzo) que cada trabajador ponga en el ejercicio de sus competencias.

Finalmente, se debe señalar que sin una dirección socialista que defina correctamente los procesos productivos y que sepa seleccionar al personal de acuerdo a sus competencia, será difícil sino imposible crear las condiciones materiales que permitan vincular la productividad de la empresa con una mejor calidad de vida de los trabajadores. Pero, una empresa solo se convertirá en socialista si cuenta con la total incorporación de los directores y gerentes a la ideología socialista y si esa incorporación esta ligada al compromiso irrestricto de estos a liderizar y construir una gerencia basada en valores socialistas. La definición de valores socialistas y la productividad del trabajo son las bases para eliminar la explotación del hombre por el hombre, son las bases para cambiar la forma  injusta de distribución de plus valor entre los seres humanos: son el cambio del modo de producción capitalista por uno socialista. Viviremos y venceremos, que viva el socialismo, !Carajo¡

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *