LA DULCE ESPERA DE LA OBRERA

 

Como dejo de caminar si el caminó no termina

como dejo de pensar si mis pensamientos no se detienen

como dejó de sentir si los sentimientos están a flor de piel

las voces perturban las reflexiones de mi vida

quiero oír muchas voces de amor y callaran muchas voces sin sentido

quiero ver al pueblo volar a la cima de la libertad

quiero ver  como se rompen las cadenas que les oprime los pensamientos,

grito justicia, grito paz, grito amor

los descalzados hieren sus pies,

los descamisados lloran su dolor

la bestia hiere las manos de la obrera cansada

que hace todos los días la dulce espera de sus sueños gastados.

 

Las lágrimas de la Cenicienta

La cenicienta limpia el piso de la mansión sin parar
el esclavo limpia los jardines de la burguesa que lo ha de maltratar
el obrero deja el lomo triturado en la maquina del capital
el burgués come caviar con langostas y algo más
los de abajo comen pasta un poco de queso nada mas
la crueldad luce un levita y la sangre botas de seguridad
el amo pide café y la cenicienta lo hace sin pensar
las monedas solo son unas cuantas por tocar las piernas de la humildad
el campesino ya no toca a su vieja el arado lo ha dejado sin amar
ya no hay vuelta atrás los pueblos se levantan por tanta desigualdad
el obrero grita justicia y la Cenicienta ya no llora más.

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *