¡Defender la Comuna El Maizal, luchar por el socialismo! Declaración de Lucha de Clases

Desde Lucha de Clases, sección venezolana de la Corriente Marxista Internacional, queremos expresar nuestro apoyo rotundo a los habitantes del municipio Simón Planas El Maizal 3del Estado Lara, organizados en la comuna “El Maizal”, quienes, en su lucha, no sólo han logrado arrebatarles las tierras a los terratenientes explotadores entregándola en manos del colectivo como propiedad social, sino que el 10 de diciembre han derrotado también, a través de los votos, a la opción burocrática y reformista que se les intenta imponer políticamente.

Felicitamos además al camarada Ángel Prado, humilde dirigente comunero al que reconocemos como nuevo alcalde electo del municipio y enviamos un saludo revolucionario a todo el pueblo que hoy está en la calle defendiendo sus derechos civiles y democráticos, pero que además defiende su voluntad de luchar por la profundización de la revolución hacia el socialismo contra los atropellos de Estado Burgués.

Nuevas referencias del movimiento de masas

La lucha de clases no es un fenómeno lineal, en algunos casos, las contradicciones se van acumulando en lo profundo, aunque estas no sean del todo visibles en la superficie. Durante los últimos años, la política de conciliación de clases llevada adelante por el gobierno, que se han traducido en acuerdos con la burguesía para la liberación de precios, privatización de empresas y latifundios expropiados y la liberación de políticos de la derecha, entre otras medidas, así como el aumento del burocratismo, la corrupción y la ineficiencia de las instituciones públicas, han sido elementos que han generado profundas contradicciones entre la dirección del Partido Socialista Unido de Venezuela y las bases populares de apoyo a la revolución. Estas, han venido desarrollándose en lo interno del movimiento revolucionario mientras en la superficie prevalecía la unidad como elemento indispensable para enfrentar la arremetida de violencia promovida por la derecha venezolana y financiada por el imperialismo norteamericano.

Sin embargo, la ausencia de la derecha en las elecciones para la Asamblea Nacional Constituyente motivó a elementos de base a competir por espacios de poder contra los sectores reformistas apoyados desde la cúpula. Los que asumieron este reto, se enfrentaron a una maquinaria clientelar que, sostenida por el Estado Burgués, convirtió la igualdad de condiciones en una mera entelequia. Algunos de estos valientes fueron los comuneros de El Maizal, encabezados por el camarada Ángel Prado, quienes, enfrentando todas las adversidades y trabas administrativas, eligieron constituyente a este compañero con más del 80% de los votos, superando así a la opción del gobierno en el municipio.

Al alcanzar el triunfo, Prado declararía lo siguiente:

“Ahora vamos a la ciudad capital no a aplaudir a todo lo que digan allá. Nosotros vamos con toda la irreverencia a decirle al Presidente de la República, a todos los compañeros de Caracas, que la cosa realmente no está buena y que este pueblo tiene mucha esperanza, que no plantea cambiar el gobierno ni que un líder de la oposición El Maizal 5asuma la presidencia, pero sí planteamos que se rectifique, que se revise y que se tomen buenas decisiones; sobre todo que se considere y se consulte al pueblo para tomar decisiones y desarrollar cualquier proyecto que pudiera venir a nuestro municipio y a nuestro estado Lara.”

Como hemos venido señalando, debido al arrollador triunfo del burocratismo en las elecciones de la ANC, la composición de fuerzas internas, desfavorable para la lucha transformadora, ha subordinado al poder constituyente ante el poder constituido, despojándolo de su carácter originario y convirtiendo a la ANC en una suerte de “súper ley habilitante”, por la cual se puede gobernar a través de decretos y con la cual se controla al resto de los poderes públicos.

El carácter crítico de la vanguardia revolucionaria es visto entonces como una afrenta al poder constituido. Sin embargo, los fracasos políticos de la derecha producto de una política de bandazos y de sus divisiones internas, ha abierto una brecha donde los elementos críticos y revolucionarios han podido expresarse y desafiar el poder de la burocracia reformista sin que ello suponga el peligro de una victoria electoral de la derecha. Aquí el verdadero peligro para la revolución lo representan las tendencias reformistas y burocráticas, que, al frenar cualquier posibilidad de radicalizar y completar la revolución socialista, expropiando a la burguesía bajo control obrero y desmantelando el Estado Burgués, han permitido a la burguesía arrebatar gran parte de las conquistas que la clase trabajadora había alcanzado en estos años.

Es por ello que a través de medidas administrativas, la dirigencia bolivariana, a fin de salvaguardar sus propios intereses y poder político, ha tratado a toda costa de impedir el surgimiento de cualquier referencia o alternativa que se ubique a la izquierda del Psuv, y alrededor de las cuales se puedan reorganizar las fuerzas vivas del chavismo, la vanguardia obrera y popular, para llevar a cabo el golpe timón que exigiera el comandante Chávez antes de su muerte, para reencauzar el rumbo de la revolución hacia el socialismo. Una de esas referencias, quizás la más importante por haber ocurrido en el centro político del país, fue la candidatura de Eduardo Samán a la alcaldía de Caracas, candidatura invisibilizada por el gobierno y torpedeada por el CNE, que generó un debate no sólo en la capital sino también a nivel nacional.

La candidatura comunera de Ángel Prado

Junto a la candidatura de Eduardo Samán en Caracas, el segundo referente de mayor peso político en torno a la coyuntura de los comicios municipales, fue la candidatura de Ángel Prado. No fue decidida en los pasillos de alguna mansión, ni tampoco fue impuesta desde algún escritorio. Fue consultada y aprobada durante una asamblea popular de comuneros y comuneras el día 1 de noviembre de 2017. Doce días después, los partidos PCV, ORA y Tupamaro dan su apoyo, a la vez que el partido PPT cambia la postulación de Jean Ortiz, candidato del PSUV, a través de la sustitución de candidatos para sumarse al apoyo de Ángel Prado.

El 14 de noviembre, la candidatura y la sustitución de candidato son aprobadas por el CNE, con lo que Ángel Prado es oficialmente el candidato del PPT, PCV, ORA y los El Maizal 1Tupamaros para la alcaldía del municipio Simón Planas, sin embargo, para el día 24, el CNE informa que, por no contar con la autorización de la ANC y siendo constituyente, la candidatura queda invalidada.

Ese mismo día, el camarada Prado solicita a través de un oficio el permiso a la ANC, permiso que le fuera concedido a varios candidatos constituyentes del PSUV para participar en las elecciones regionales y municipales, entre ellos Aristóbulo Isturiz (candidato perdedor en Anzoátegui), Carmen Meléndez (actual gobernadora de Lara), Héctor Rodríguez (actual gobernador de Miranda) y hasta a la constituyente por el Estado Cojedes Erika Farías, para que fuese candidata a la alcaldía del Municipio Libertador del Distrito Capital.

Es importante señalar que el comunero y constituyente Ángel Prado no estaba solo, más de 600 personas le acompañaron en jornadas de protesta para exigir el permiso que nunca llegó. Violándose no sólo los principios de igualdad al negársele el permiso por no ser candidato del partido de gobierno, sino también el propio espíritu de un cuerpo colegiado que en teoría, a decir de sus directivos, debería poseer la Asamblea Nacional Constituyente, abrogándose más bien éstos atribuciones que sólo corresponden a la plenaria, siendo que la directiva tiene la responsabilidad exclusivamente de llevar la secretaría y administrar el debate y jamás de tomar decisiones que corresponden a todo el cuerpo de constituyentes, que únicamente en conjunto representan al poder originario. He allí, una muestra evidente de lo que es la democracia burguesa, que en realidad no es democracia alguna, y a la cual la dirigencia del Psuv se ha acomodado muy bien, en la medida en que se ha burocratizado y aburguesado en el transcurso de estas dos décadas. En la ANC, la democracia y los derechos políticos aplican sólo para algunos, para aquellos que son parte de la cúpula burocrática y reformista, lo mismo que ocurre en la sociedad burguesa entre capitalistas y trabajadores.

Estas y otras medidas burocráticas, totalmente contrarias al programa socialista revolucionario, son llevadas a cabo con el silencio y la complicidad de quienes se dicen revolucionarios, pero han demostrado una vez más carecer de los principios básicos que caracterizan a un luchador social revolucionario, uno de ellos, el apego a la justicia.
Por estas razones, meramente administrativas, el CNE invalida las tarjetas del PCV, ORA y los Tupamaros, además de no realizar el cambio en el nombre de la tarjeta del PPT, caso similar a lo ocurrido en Caracas con la candidatura del camarada Samán.

Ya que las trabas administrativas y burocráticas carecen de base legal y violan los más básicos principios legales democráticos, el hoy alcalde Ángel Prado decide emprender su lucha por la alcaldía apoyado por el partido PPT, siendo que éste era el único partido que contaba con una tarjeta válida. El PPT anuncia a la comunidad por prensa escrita y otros medios a su disposición que sostiene la candidatura de Ángel Prado aunque su nombre no aparezca en el tarjetón electoral, al igual que en Caracas, por lo que los votos emitidos por esta tarjeta representan la voluntad del pueblo de elegir a Prado y no a Jean Ortiz. Prado tiene que luchar contra la desinformación y las estructuras clientelares del Estado Burgués, contra la coerción, el chantaje y la calumnia típica de gobiernos adecos y de fanáticos del poder. Con todo y eso, el día 10 de diciembre logra un importante triunfo al obtener 9.287 votos, lo que representa un 57,45% del escrutinio.

El Maizal 2Sin embargo, desde el poder estatal arbitrariamente suman los votos al candidato del gobierno y lo adjudican. La constituyente y Gobernadora de Lara Carmen Meléndez es una de las primeras en reconocer al perdedor como alcalde.

La presión popular no se hace esperar, el pueblo que salió a votar se queda en las calles, exigiendo sea reconocido el triunfo de los comuneros, el triunfo de Ángel Prado, y por lo tanto le sea adjudicado el cargo. Tanta es la presión que incluso Elías Jaua, reconocido miembro del gobierno, señala en referencia al caso:
“Este no debe ser tratado como un asunto administrativo. Las diferencias entre chavistas deben ser resueltas políticamente. En Simón Planas hay una voluntad de la soberanía popular expresada que debe ser escuchada.”

A su vez, el movimiento popular, la vanguardia revolucionaria e incluso quienes por una u otra razón no se atrevieron a apoyar a Samán, se han puesto del lado correcto de la historia para condenar los atropellos de la cúpula psuvista y apoyar a los comuneros de El Maizal.

La necesidad de una expresión orgánica como referencia revolucionaria

Hoy, la necesidad de una organización nacional, sea plataforma, frente, bloque o partido, para poder enfrentar la arremetida burocrática de los sectores más reformistas de la dirigencia bolivariana, se hace más que evidente. Se cuenta con referencias capaces de nuclear a la vanguardia revolucionaria como lo son Ángel Prado y Eduardo Samán, símbolos en este periodo de retroceso, de la lucha por el socialismo.

Desde Lucha de Clases, durante la última década hemos venido alertando sobre esta necesidad. En su momento, apoyamos la propuesta de Samán sobre la conformación de una corriente radical dentro de la revolución, por allá en el año 2010. De haberse conformado esta organización, hoy enfrentaríamos a la burocracia en otras condiciones, sin embargo, no podemos lamentarnos por lo que no fue, es momento de pasar a la acción.

Hay que tener en cuenta que el gobierno se encuentra incapacitado para resolver la crisis económica, no porque le falten herramientas, sino porque su dirigencia reformista es incapaz de llevar a cabo la revolución hasta la victoria expropiando las palancas de la economía y entregándola bajo control democrático de los trabajadores, es incapaz de enfrentar los ataques contra nuestra moneda y el cerco financiero ya que no asume la nacionalización del comercio exterior y por el contrario sigue financiando a la burguesía entregándole dólares.

Ello obedece también obedece al proceso de aburguesamiento de la dirigencia bolivariana. Existe una alianza entre la burguesía y el burócrata corrupto en una economía dependiente de la renta petrolera. La complicidad es total y necesaria, el burgués necesita acceder a la renta y el burócrata necesita mantener sus privilegios personales, por ello, la dirigencia prefiere llevar a la decadente MUD a mesas de negociación y dialogo en vez de restearse con el pueblo y asumir un debate con las bases que piden la profundización de la revolución.

En este marco, no queda otra opción que organizarse, creando una referencia nacional, una alternativa para las masas explotadas que sufren la arremetida de la burguesía, El Maizal 4que padecen la falta de medicamentos, alimentos y que son sometidas a la brutalidad de la delincuencia.
Mientras más tiempo pase el gobierno tratando de conciliar el capitalismo de Estado con las ansias del capital transnacional, mientras más concesiones se den, mayores serán las contradicciones que se generen y mayor será el sufrimiento del pueblo, entonces, la respuesta del Estado Burgués hoy dirigido por la burocracia reformista, será la coerción. Una vez roto el acuerdo y la estabilidad, lo que queda es la dominación por la fuerza. Lo vemos cuando a los camaradas de Simón Planas, un pueblo que lucha por el socialismo, les envían al Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro (CONAS) de la Guardia Nacional, como si de guarimberos se tratara, mientras a los verdaderos contrarrevolucionarios y enemigos del pueblo se les libera para que sean candidatos, como son los casos de Goicochea y Rosales.

Al presidente Nicolás Maduro le decimos que es momento de rectificar, las bases piden un cambio en la orientación del gobierno, pedimos que se escuche y asuma la crítica con altura y no con medidas administrativas, expulsiones o despidos. Sin embargo, no renunciamos a nuestro derecho de organizarnos y luchar, la organización es la única garantía de que nuestras demandas sean escuchadas y llevadas a cabo. Los oídos sordos solo pueden seguir generando las condiciones que nos han llevado a la lucha.

¡Por un gobierno obrero y comunal, luchar y organizar!

¡Defender la Comuna el Maizal y luchar por el Socialismo!

¡Contra el burocratismo, todo el apoyo al Alcalde Ángel Prado!

1Citado en Alba TV. (n.d.). Comuna “El Maizal” del estado Lara aporta a la ANC – Alba TV: Canal en Movimiento. Consultado el 13 de diciembre de 2017, Disponible en http://www.albatv.org/Comuna-El-Maizal-del-estado-Lara.html

2Sobre la desintegración de la MUD recomendamos: Pérez, L. (n.d.). La desintegración de la MUD, el fortalecimiento de la burocracia y el futuro del sistema político venezolano. Consultado el 13 de diciembre de 2017, Disponible en https://leanderperez.wordpress.com/2017/11/02/la-desintegracion-de-la-mud-el-fortalecimiento-de-la-burocracia-y-el-futuro-del-sistema-politico-venezolano-parte-i/

3Corriente Marxista Lucha de Clases. (n.d.). ¿Por qué la dirección del Psuv está tratando de anular la candidatura de Eduardo Samán? Consultado el 13 de diciembre de 2017, Disponible en http://www.luchadeclases.org.ve/venezuela/editoriales/8101-psuv-busca-bloquear-candidatura-de-saman

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *