Carta a la XIV Conferencia Nacional del PCV: Volver al Chávez Revolucionario, para romper con el capitalismo, los comunistas deben dar un paso al frente.

Estimados camaradas, por medio de la presente queremos hacer llegar nuestro más cordial y solidario saludo marxista revolucionario a los militantes del Partido Comunista de Venezuela que han sido elegidos por las bases como delegados a su XIV Conferencia Nacional.

Desde la Corriente Marxista – Lucha de Clases, sección venezolana de la Corriente Marxista Internacional, hemos venido siguiendo desde su convocatoria esta conferencia, estudiando y debatiendo además el documento que se ha propuesto a manera base para la discusión, como sabemos que también lo han hecho otras organizaciones.

 Por nuestra parte, hemos abierto el debate más amplio en todas nuestras células, organizando Asambleas Locales y escuchando a los trabajadores y la juventud en cada espacio de intervención, lo que nos lleva a ratificar el contenido de la carta que dirigiéramos al movimiento popular “Volver a Chávez y Renovar la Esperanza, por una Alternativa Revolucionaria” en la cual manifestábamos la necesidad de impulsar una candidatura alternativa del chavismo que contara con un programa claro, anticapitalista y de medidas revolucionarias ante la crisis.

Esta posición que hoy reiteramos, responde a un estudio científico de nuestra realidad, basándonos en el método dialéctico que como marxistas reivindicamos y que sabemos forma parte también de su herencia. Coincidimos con ustedes en que este gobierno “no ha concebido y, mucho menos, ejecutado políticas o planes que signifiquen una salida revolucionaria a la crisis capitalista venezolana, limitándose a gestionar la crisis sin afectar el dominio del capital”[1]. Lo que en realidad pavimenta el camino para la restauración de políticas abiertamente neoliberales por parte de la oligarquía criolla.

Coincidimos además en que los diálogos y negociaciones con la derecha venezolana, representantes del imperialismo norteamericano, lo que buscan es “recomponer una alianza económica y sociopolítica bipartidista que tiende a expresarse en un nuevo pacto de élites a nivel nacional con su correspondiente correlato de exclusión, segregación, persecuciones y reforzamiento de la dependencia y debilitamiento de la soberanía nacional”[2]. Lo que se demuestra en las políticas clientelares, por un lado, y anti obreras, por otro, cuyo fin es debilitar a la clase trabajadora como sujetos de la revolución y acabar con su capacidad de lucha.

Sabemos que las últimas amenazas del imperialismo norteamericano, con las declaraciones de Rex Tillerson y el movimiento de tropas en las fronteras de Brasil y Colombia, han colocado como prioridad la unidad de las fuerzas patriotas, sin embargo, debemos señalar que el gobierno actual está lejos de tomar las medidas necesarias para enfrentar al imperialismo y conducir un proceso de resistencia, ya que al implementar políticas de conciliación de clases en beneficio de la burguesía, como el encarcelamiento de dirigentes sindicales y la liberación de precios,  desmoraliza a su base de apoyo. Consideramos que un gobierno realmente antiimperialista, frente a la amenaza norteamericana, ha debido responder haciendo un llamado a la clase trabajadora a organizarse para tomar las fábricas y transportes públicos, armando cada uno de los cuerpos combatientes para enfrentar al invasor a la vez que se combate al enemigo interno, y no apelar a la diplomacia secreta o a leyes que entregan nuestra soberanía como la Ley Constitucional de Protección a la Inversión Extranjera.

Este ciertamente no es el espacio para el análisis profundo de la coyuntura política nacional, sin embargo, creemos que es necesario estudiar las principales contradicciones del gobierno actual a fin de tener una política apegada a nuestros principios revolucionarios. Por ello, y en el mayor espíritu de camaradería, respetando en todo momento el centralismo democrático que rige a su organización, hacemos un llamado a los delegados de esta XIV Conferencia Nacional a optar por una candidatura alternativa, que cuente con el aval de años de lucha en pro de la clase trabajadora, con un programa anticapitalista que contemple el rechazo de la deuda externa, la nacionalización de todas las empresas involucradas en el fraude importador y la fuga de capitales, la centralización de la banca, abriendo créditos a las empresas de producción social y las empresas nacionalizadas como Lácteos los Andes, la liberación inmediata de los sindicalistas y obreros detenidos y la devolución de tierras a los campesinos pobres y el control obrero de los medios de producción bajo una verdadera ley de Consejos de Trabajadores.

Este candidato, no sólo deberá soportar las presiones de la burocracia, sino también de la burguesía, por lo que debe ser un cuadro probado en las luchas populares, por ello, desde la corriente marxista consideramos que lo idóneo sería una candidatura de las propias filas comunistas, respaldada por todas las fuerzas que conforman el Frente Popular Antifascista y Antiimperialista. Una candidatura de estas características no sólo contaría con el apoyo y la solidaridad de los trabajadores del mundo, sino que también es garantía del cumplimiento de un programa clasista y revolucionario, siguiendo así la orientación del 30vo Pleno del Comité Central: “Confrontar, deslindar y acumular para avanzar” ¡y avanzar en una dirección socialista!

Como señalábamos en nuestra pasada carta, sabemos que no habrán de arreciar los chantajes y calumnias de parte de quienes se han enriquecido a costa del pueblo, de sectores burocráticos que encabezan una quinta columna contrarrevolucionaria y que, aliada a los intereses de la burguesía parásita, pretende salvar al moribundo modelo rentista venezolano para mantener sus privilegios. Los mismos que a través de maniobras antidemocráticas, no han querido reconocer las victorias del pueblo del Municipio Libertador del Estado Monagas o del Municipio Simón Planas en el Estado Lara.

Como dijera el comunista venezolano Alí primera, “Si tu vas por un camino, te tiran de lado y lado, más no detengas tu marcha para poder escucharlos”[3] Es necesario que, en este momento de definiciones, los socialistas, quienes contamos con un programa revolucionario, no nos detengamos ante los chantajes de mediocres y corruptos que con todo el poder del Estado en sus manos han sido incapaces de brindar soluciones al pueblo, la historia se hará cargo de ellos.

[1] Buró Político del Comité Central del PCV. (2018). Documento base para la discusión de la XIV Conferencia Nacional del PCV. Párrafo 16.

[2] Ibidem. Párrafo 14.

[3] Alí Primera. Zapatos de mi conciencia.

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *