Sobre la detencion de los comuneros de El Maizal y la liberacion de Joshua Holt

Declaración de Lucha de Clases

Apenas a pocos días de haber obtenido la victoria en los comicios presidenciales, el gobierno de Nicolás Maduro está evidenciando de manera muy clara que no hará ningún tipo de viraje radical hacia la izquierda, ni tampoco llevará a cabo el tan necesario golpe de timón hacia el socialismo.

En su discurso de proclamación ha manifestado su voluntad de llevar adelante una política de “reconciliación” nacional, que no es otra cosa que la profundización de la política de conciliación de clase con la burguesía, en desmedro de los intereses de clase de las mayorías trabajadoras y oprimidas del país.

Esta misma semana, Maduro recibió en el palacio de Miraflores al ex candidato y pastor evangélico Javir Bertucci, de clara orientación burguesa y conservadora, y por ende totalmente contrario al programa socialista revolucionario, al senador norteamericano Bob Corcker, lo que evidencia la intención de Maduro de tender puentes de diálogo con sectores del imperialismo, y de ser posible con el mismo Trump, y a representantes de la CAF, institución financiera vinculada a las parásitas burguesías financieras latinoamericanas, con el fin de “promover el desarrollo productivo del país”.

La detención de los comuneros de El Maizal

En el marco de la política de reconciliación y diálogo, fueron detenidos en la madrugada del día sábado, por una comisión mixta de la PNB, la GNB y el CONAS, los camaradas Ángel Prado, dirigente de la comuna El Maizal y diputado a la ANC, Gerardo Rojas, comunicador popular de Lara Tevec, y al comunero Yohander Pineda. El hecho se produjo en los predios de la Comuna El Maizal, ubicada en Sarare, Edo. Lara.

Según reportó el propio compañero Ángel Prado, los funcionarios se presentaron de manera grosera y prepotente con el fin de decomisar herbicidas que los compañeros utilizan para el control de malezas en el proceso de siembra del maíz. Estos herbicidas, según las propias declaraciones de Prado –por demás honestas y responsables-, tuvieron que ser comprados a bachaqueros que distribuyen de forma irregular los productos de la empresa Agropatria, debido a que prácticamente no existe posibilidad alguna mediante los canales regulares, para que los pequeños productores puedan adquirir tales insumos agrícolas elaborados por empresas del Estado.

Ya que quienes son responsables de la distribución de los referidos insumos no han cumplido con el abastecimiento necesario a la Comuna El Maizal, esto puso en peligro la posibilidad de que se concretara la próxima siembra de maíz en los predios de la Comuna. Cabe destacar que la producción de maíz en El Maizal se ha mantenido exitosamente por casi una década, gracias al enorme esfuerzo, combatividad y laboriosidad de las comuneras y comuneros.

Según explicó también Prado, lo mismo ocurre con los insumos y repuestos para tractores que deben ser distribuidos por la empresa Pedro Camejo, por lo que los comuneros se ven inevitablemente forzados a adquirir los insumos necesarios a estos revendedores, que sin duda alguna deben tener una sólida conexión con la burocracia dirigente y funcionarial dentro de las empresas estatales, ya que no es posible que elementos ajenos a las mismas obtengan estos bienes que se suponen deben ser distribuidos a los productores y a las comunas, sino a través de colaboradores internos.

El compañero Prado denunció además las acciones de amedrentamiento del CONAS contra los comuneros, y el papel terriblemente pernicioso de sectores corruptos de las fuerzas armadas que están participando en el contrabando y bachaqueo de productos e insumos regulados: “no vamos a dejar las tierras sin producir y, menos vamos a dejar a más de 500 productores sin insumos agrícolas pa’ su pequeña parcela así que ¡aquí nadie se rinde!, y vamos a denunciar desde la cabeza de la empresa Agropatria hasta el más mínimo bachaquero… hoy estamos en una jornada de distribución de alimentos que El Maizal tiene con mucho esfuerzo y hoy tenemos la amenaza del CONAS de venir a la Comuna El Maizal a llevarse los insumos agrícolas, será para venderlos en otros lados como están haciendo muchos militares que controlan todo el país.”

No es la primera oportunidad en la que desde el aparato de Estado burgués se arremete contra la Comuna El Maizal. En las pasadas elecciones municipales, de forma absolutamente írrita, el CNE, evidentemente acatando órdenes de la dirección nacional del Psuv y del gobierno, desconoció los resultados electorales, en los que el compañero Angel Prado resultó electo alcade por la tarjeta del PPT, y designó al candidato del Psuv como vencedor de los comicios municipales en Simón Planas.

Más aún, meses atrás hubo un incendio provocado en los predios de la Comuna que afectó la actividad productiva en la misma, y se presume fue provocado por sectores vinculados a la burocracia del Psuv en el municipio, a raíz de la batalla política por la alcaldía.

Horas más tarde pudo conocerse a través de la cuenta twitter de la Comuna El Maizal, que los compañeros fueron liberados. Les fueron requisados sus teléfonos sin tener orden de allanamiento, por lo que estuvieron incomunicados durante su detención, pero finalmente les fueron devueltos.

La liberación de Joshua Holt

Por otro lado y saltando la página, aunque en íntima vinculación política con los hechos acaecidos en El Maizal, resulta profundamente simbólico y paradójico como el mismo día sábado, dio a conocerse la liberación del norteamericano Joshua Holt, detenido en 2016 bajo la acusación de terrorismo.

El acuerdo para su liberación fue uno de los resultados de la reunión que sostuvieron el presidente Maduro y el senador norteamericano Bob Corker en el transcurso de esta semana.

Holt fue detenido junto a su esposa en el urbanismo Ciudad Caribia en junio de 2016. Según se explica en un reportaje publicado en aporrea.org, el ministro del Interior y Justicia aseguró que en la residencia donde se encontraba la pareja “fueron hallados un fusil de asalto AK47, un facsímil de fusil M4, varias municiones, así como otros elementos empleados por agentes de inteligencia, por lo cual se les acusó de terroristas”.  

Holt y El Maizal, dos hechos que definen la política actual del gobierno

Ello, como hemos señalado, resulta simbólico y paradójico porque ocurre prácticamente el mismo día en que una de las experiencias comunitarias, económica, social y políticamente más avanzadas del país, que aún se mantiene en pie a pesar del sabotaje y los ataques de la burocracia reformista, como lo es la Comuna El Maizal, recibe nuevos ataques por parte de los cuerpos de fuerza pública del Estado, mientras que por el otro lado, en el marco de una absolutamente errada política de diálogo y conciliación con el primer enemigo de clase de los trabajadores de este país y del mundo -nos referimos al imperialismo norteamericano-, se otorga el beneficio de libertad a un sujeto investigado por terrorismo contra la Revolución Bolivariana.

Ambos hechos evidencian de forma patente, como hemos señalado al inicio de esta declaración, que después de la victoria del 20 de mayo no habrá ningún giro hacia la izquierda por parte del gobierno, a pesar de que decenas de miles de activistas de base del chavismo, le otorgaron un último voto de confianza con la esperanza de que Maduro rectificase su política actual y diera un golpe de timón decisivo hacia la izquierda.

Por el contrario, vemos como, aunque el gobierno está tratando de balancearse entre las clases en pugna, es decir, entre los trabajadores y la burguesía, desplaza su política cada vez más hacia la derecha, otorgando progresivamente mayores y mayores concesiones a la burguesía nacional y al imperialismo, en desmedro de los intereses de la clase trabajadora y las masas oprimidas del país, que han sido precisamente el sostén social y político de la revolución, y de hecho lo son aún –al menos una parte- de este gobierno.

Esta política por parte del gobierno es doblemente errada, porque por un lado golpea al núcleo duro de su base social y política, la vanguardia del movimiento obrero y popular, como el caso de los comuneros de El Maizal, pero como ha ocurrido también con trabajadores de empresas nacionalizadas quebradas por la burocracia dirigente y actualmente en proceso de privatización, debilitando y desmoralizando así a la base que le sostiene políticamente –que de hecho le permitió vencer al candidato de la burguesía el pasado domingo-, y por el otro, muestra debilidad ante el imperialismo y la burguesía, al otorgarles concesiones políticas y económicas, pensando que con ello podrá llegar a un acuerdo de no agresión con éstos, cuando en realidad ocurre todo lo contrario. Con cada paso atrás que da el gobierno y la dirección del movimiento bolivariano, el enemigo de clase gana confianza y busca avanzar nuevamente, por los medios que sean, en su objetivo de derrocar al gobierno y aplastar al movimiento obrero y popular revolucionario.

Señalamos pues como conclusión firme, que la actual política del gobierno no sirve para defender las conquistas revolucionarias que aún quedan en pie, sino que allana el camino para el triunfo, tarde o temprano, por la vía “pacífica” o por la vía violenta, de la contrarrevolución. Urge en consecuencia construir una alternativa revolucionaria, surgida del seno de los sectores más militantes, combativos y comprometidos del movimiento obrero revolucionario y del chavismo en general, que, armada con las ideas, métodos y programa del marxismo revolucionario, pueda disputar a la burocracia reformista la dirección del movimiento bolivariano, para echar abajo la política de conciliación de clases, retomar la lucha revolucionaria anticapitalista iniciada por el presidente Chávez, y plantear nuevamente la lucha por el socialismo en el orden del día.

¡Basta de persecución y amedrentamiento contra la vanguardia revolucionaria!

¡Solidaridad con los camaradas de El Maizal!

¡Abajo la política de conciliación con la burguesía y el imperialismo!

¡Construyamos una alternativa revolucionaria frente al reformismo!

¡Únete a Lucha de Clases!

Nota: Justo antes de publicar la presente declaración, hemos podido conocer, según una nota de prensa publicada en el portal web de la cadena Telesur, que el mismo día de ayer, cuando Holt fue recibido por Trump en la casa blanca, Mike Pompeo declaró en su cuenta twitter que a pesar de la liberación, no habrán cambios en la política de Washington hacia el gobierno de Venezuela.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *