La soberbia burocrática frente a la humildad del pueblo: a propósito del agravio al comunero Junior Mejías.

En los últimos días, el gobierno no ha dejado de demostrar que no nos equivocábamos al señalar que su tendencia general era al pacto y la conciliación, y que todo su antiimperialismo no era más que retórico.

La luna de miel con los comuneros y campesinos, a quienes en campaña se les entregó financiamiento no duró mucho, al final, y como no podía ser de otra manera con la actual dirección, se terminaron imponiendo los intereses de la burguesía. Así, hemos visto como han sido liberados no sólo terroristas como el General(R) Ángel Vivas, apodado el “Ángel de las Guayas Asesinas” o el espía de la CIA Joshua Holt, sino también especuladores y estafadores que seguramente aprovecharon las medidas del gobierno para quedar impunes.

Mientras el show humanitario continua y se esperan nuevas excarcelaciones, y mientras el gobierno pacta con los bancos, el pueblo sigue esperando medidas contundentes que alivien su situación económica y sigue recibiendo agravios e insultos por parte de la burocracia.
Así fue como el pasado 7 de junio, luego de haber convocado a un dialogo con los comuneros, el presidente terminó despreciando al comunero Junior Mejías, quien realizaba una crítica, señalando que se debía enseñar una nueva forma de gobierno desde las escuelas y poniendo sobre la mesa el tema de la seguridad.

Ante esto, Nicolás lo interrumpió diciendo que estaba “tirando flecha”. Acto seguido, le ofrece despectivamente el premio “Guaicaipuro de Oro” y lo sacan de cámaras. Lo peor, es que quién insulta al pueblo por “tirar flechas” es quien gobierna de forma improvisada, administrando la crisis del capitalismo sin un plan concreto y sin otra orientación que ceder a lo que la burguesía y las mafias burocráticas le sugieran.

Junior, seguramente no llego allí por casualidad, habrá tenido que sortear todos los filtros que la burocracia impone para no pasar momentos incómodos, y sin embargo, logró ser vocero de sus compañeros y trató de expresar, como hombre del campo, sus problemas a quien se supone estaba allí para escucharlos y por quién seguramente habrá salido a votar.

¿Acaso los reclamos de Junior son gratis? La respuesta es no, pues en días pasados no han sido pocos los casos de agresiones contra campesinos en todo el país a quienes se les ha despojado de sus tierras, se les han sembrado armas, quemado escuelas e incluso encarcelado haciendo uso de los cuerpos policiales del Estado Burgués.

La comparación con un Banquero, seguramente escuálido y además mafioso no falta, mientras a uno se le toman en cuenta todos sus pedidos, al otro se le ataca y no se le escucha. Por lo visto, Nicolás se olvido que pasó de ser un chofer de Metrobus a presidente de la república porque Hugo Chávez, el mismo que le encomendó la Comuna como su vida misma frente a todo el país, se lo pidió al mismo pueblo al que él ahora insulta. Pero como dijo Marx, es el ser social el que determina la conciencia, y así como tristemente hay asalariados que se creen burgueses, también hay quien se olvide del barrio de tanto juntarse con banqueros.

Es por ello que consideramos que la actual dirección ya demostró estar incapacitada no sólo para dar solución al tema económico, sino también para recapacitar y dar un giro a la izquierda. Ante la conciliación y el entreguismo, el chavismo de izquierda debe construir una alternativa que logre encausar el descontento popular y combatir a la burocracia del Estado burgués, a sus banqueros y terratenientes y plantear una verdadera defensa ante el imperialismo y sus lacayos.

Los comuneros, al igual que el resto de la clase trabajadora, han demostrado su capacidad de resistir y de luchar, pero exigen que sus demandas sean cumplidas.

¡Basta de conciliación con la burguesía y los terratenientes!
¡Basta de dejar a los comuneros sin insumos para entregarlos a las mafias!
¡Únete a Lucha de Clases y lucha por el Socialismo!

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *