La lucha de las enfermeras es una lucha de clases

En los últimos días hemos vistos en el país una muy importante manifestación de enfermeras, escuchamos consignas como “queremos trabajar, no queremos emigrar”, todas las compañeras se han manifestado de una forma muy combativa, con mucha conciencia de clases.

Sin duda alguna en el ámbito de la salud este es el sector más proletarizado, reciben un salario menor que sus compañeros médicos y su trabajo es más infravalorado, son discriminadas por ser un gremio de mayoría femenina y más proletarizado. Este gremio tradicionalmente es controlado por una mayoría aplastante de mujeres, su discriminación se debe a que realizan el trabajo manual en los quehaceres hospitalarios.

División del trabajo

En nuestra vida cotidiana, donde podemos percibir más la división entre el trabajo intelectual y manual es en área hospitalario. En toda actividad humana donde se ha alcanzado cierto grado de profesionalización siempre conseguimos una mayor división del trabajo y hasta cierto punto es inevitable y beneficiosa para la sociedad, pero en esta sociedad capitalista algo bueno se convierte en una herramienta más para dividirnos y segregarnos. Lo que criticamos no es la división del trabaja en sí, sino sus consecuencias llevadas al extremo, con todas las ideas absurdas y prejuicios que conlleva.

La única forma de vencer verdaderamente estos prejuicios y discriminación es aboliendo la sociedad de clases, construyendo una sociedad de super abundancia, donde la división social del trabajo no sea llevada al extremo, donde no exista discriminación por el trabajo manual ni culto por el trabajo intelectual. Una sociedad donde las personas puedan explotar sus potencialidades tanto para el trabajo intelectual y manual.

De entre los trabajadores hospitalarios los que podemos reclamar sin titubeos como miembros de nuestra clase asalariada es a las enfermeras, mientras que los médicos en muchos casos comparten las misma condiciones de existencia que nosotros, existe un muy buen número de médicos que no se ven obligados a vender su fuerza de trabajo o por lo menos no todo el tiempo, hay muchos médicos en particular los especialistas que si bien trabajan medio turno para una institución pública o privada el otro medio turno trabajan directamente atendiendo pacientes por cuenta propia, lo que los coloca a medio camino entre las enfermeras (obreras asalariadas) y el patrono (dueños de clínicas). ¡las enfermeras representan nuestra clase social en los hospitales!

Aumento salarial a los militares

Sin duda alguna uno de los aspectos que más enfurece a las compañeras y a todos los asalariados en general, fue el gran aumento salarial recibido por los militares anunciado en los últimos días, unos aumentos salariales realmente impresionantes para este sector que ya nos a demostrado su “compromiso con el país”. Para nadie es un secreto el triste papel realizado por los “cuerpos de seguridad” cerca de la frontera colombo-venezolana.

Lo que en realidad revela este aumento salarial a los militares, es lo que los marxistas venimos explicando ya hace bastante tiempo y que seguirá pasando, el gobierno cada dia se ve más y más obligado a basarse en los militares para mantenerse en el poder.

El gobierno, con el papel que ha decidido jugar (árbitro entre las clases), trata de balancearse entre las clases sociales. pero como dice el refrán popular “no se puede estar bien con dios y con el diablo”. En momentos hacen concesiones y aúpa las luchas campesinas y obreras, en otros momentos llama al “diálogo” con los empresarios y terratenientes dándole más concesiones.

Entre los objetivos primordiales de un gobierno obrero esta destruir la maquinaria del estado entre ellas las fuerzas armadas “profesionales”, y no hacer lo que se hace actualmente este gobierno (ENTREGARLES EMPRESAS PÚBLICAS, AUMENTÓ DEL NÚMERO DE SUS MIEMBROS).

Las fuerzas armadas deben sustituirse por el pueblo en armas, es decir los mejores elementos de la clase obrera y campesinos organizado, estos compañeros deben responda por su actuación en asambleas, a la clase a la que pertenece. No ser un simple instrumento de la burocracia y de las clases dominantes como lo son actualmente.

Los militares y los cuerpos de seguridad en ningún país del mundo cumplen ninguna actividad productiva, no generan nuevas ideas, no curan una herida, no siembran una planta, no arreglan un carro, no crean una casa, no crían animales, no crean ni reparan absolutamente nada. En épocas “normales” detienen algún delincuente y puede que eviten algún delito y con esto tratan de justificar su sagrada existencia a la humanidad, vanagloriándose de su indispensabilidad, se dicen “que sería de la sociedad si no existiéramos, fuera un completo caos”, pero lo cierto es que los obreros y campesinos podemos hacer las cosas mucho mejor, turnándonos para vigilar y prevenir los crímenes.

El verdadero carácter y objetivo de los cuerpos armadas se demuestra en los momentos de agitación social y lucha de clases como los de ahora en Venezuela, cualquiera puede ver cómo la burocracia y la burguesía utiliza al Estado (jueces, fiscales, militares, etc.) en defensa de sus intereses, esto sin mencionar que un buen número de militares tienen intereses de clases bastante sustanciosos. quien no quiera o no pueda entender esto simplemente se engaña a sí mismo y engaña a los demás.

Al perder apoyo de las masas el gobierno se está y seguirá apoyando cada vez más en los militares y “cuerpos de seguridad” para mantenerse en el poder, en la medida que la situación económica se agrave la clase obrera y campesinado comenzarán a buscar una solución a sus necesidades, se moverá y lucharán. Si anteriormente el estado tenía un gran apoyo dentro de la población y ciudadanos dispuestos a pelear con sus vecinos por defender al presidente ahora esto se está evaporando, ya cada vez las personas pierden el entusiasmo por defender al gobierno.

Como consecuencia tenemos un mayor deseo de lucha por los trabajadores, campesinos y por el otro una merma de apoyo popular al gobierno. los ingredientes perfectos para que el estado se vea obligado a utilizar cada día más sus órganos de represión en contra de obreros y campesinos como lo ha venido haciendo en el último periodo.

El abrir la nevera y verla cada día más vacía es un buen estímulo para la lucha, los obreros y campesinos no están entrando a la lucha porque no tengan nada mejor que hacer con su tiempo sino por las necesidades económicas urgentes que los agobian cada día más.

para muchas personas lo que decimos no es muy halagador y tranquilizador, a ellos les respondemos: ¡nuestro objetivo no es adormecer a los obreros! nuestro objetivo es decirle la verdad al pueblo por más incómoda y dolorosa que sea.

Cada día que pasa hemos visto detenciones arbitrarias a compañeros obreros por parte del estado (corpoelec, maizal etc). pero la represión en lugar de ser una muestra de fortaleza es una muestra debilidad, cada día que el estado aumenta sus detenciones a líderes obreros y campesinos, es cada día más evidente su bancarrota y se demuestra su pérdida de influencia y fortaleza.

Declaración de Maduro

Maduro al enterarse de las protestas de las enfermeras dijo:

“Las enfermeras tienen que entender que Estados Unidos tiene bloqueada a Venezuela y la oligarquía continúa con la guerra económica y por ahora no puedo hacer un ajuste salarial. Ustedes deben resistir por la patria y por Chávez. Me comprometo a darles una caja de Clap cada 15 días”.

Nada más con apelar a la memoria de Chávez de este sector refleja la composición de clases y el sentimiento de las compañeras, también refleja cómo se utiliza la autoridad moral de Chávez para tratar de engañar a los obreros y haciéndoles parecer que sus legítimas reivindicaciones son contrarrevolucionarias y que de alguna forma se estaría traicionando la causa de los oprimidos.

Las enfermeras entienden igual que toda la clase obrera venezolana cuales son los principales problemas a los que nos enfrentamos: la burocracia corrupta unida a la nueva oligarquía. 

Precariedad de la salud en Venezuela

Si bien es cierto que uno de los principales logros del gobierno de Chávez fue el tema de salud, existe un montón de estadísticas que lo certifican y las vivencias de los venezolanos lo corrobora, todo esto se ha vuelto su contrario, ¡otro logro más de la burocracia corrupta! las condiciones en los hospitales y ambulatorios en el país es realmente deprimente, falta de los implementos e instrumentos más básicos, en algunos casos se han reportado que no hay suficientes camas y los pacientes se tienen que acostar en el piso para recibir el tratamiento. En todas estas vicisitudes siempre están ahí las enfermeras “haciendo de tripas corazón”. junto a los obreros, campesinos y desposeídos. ¡gracias por estar ahí!

Las enfermeras, así como un buen número de médicos son los que padecen, ríen y lloran con el pueblo, se comprometen emocionalmente con sus pacientes y muestran mucho más compromiso con el pueblo que cualquier burócrata, son un ejemplo de entrega e inspiración para los obreros venezolanos y del mundo. Los obreros y campesinos les decimos: ¡gracias compañeras por toda esa fortaleza, abnegación y dedicación en el cuidado de los más necesitados! ¡su lucha es nuestra lucha!

¡por una vida digna para todas nuestras enfermeras!
¡por una vida digna para todos los trabajadores!
¡salarios justos ya!

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *