¿Nuevo aumento generará más inflación?

El presidente Nicolás Maduro el día viernes 17/8/2018 anunció ciertas de medidas para “combatir la guerra económica”, de las cuales tienen una mayor importancia para los trabajadores es el aumento del salario mínimo a 1.800 bs Soberanos lo que equivaldría a la antigua moneda a 180.000.000 bs Fuertes esto significa un aumento bastante significativo. Pasar de más o menos de 5 millones a ganar 180 millones, este aumento ha generado muchas dudas en la población. No para de escucharse: “este aumento generará más inflación”; “muchas empresas tendrán que cerrar” y cosas por el estilo.

Antes de todo, debemos aclarar que este aumento (1800bs S.) en realidad es insuficiente para mantener una vida decente en Venezuela, basta con aclarar que ya un kilo de carne cuesta 100 bs S. Con estos datos te puedes crear una buena imagen de la carestía de la vida para los trabajadores. Demás está decir que en muchas empresas el salario ya es más alto que el mínimo, agregando una serie de bonos, simplemente el salario mínimo no es suficiente para sobrevivir. En estos casos el patrono no aumenta el salario por altruismo sino por la sencilla razón que el empleado necesita estar vivo para poder explotarlo.

El objetivo del presente artículo es aclarar algunas dudas en cuanto a la inflación, sus causas y cómo combatirla, responder a las exclamaciones mil veces escuchada en la calle y leídas en los grupos de WhatsApp: “¡El aumento salarial generará más inflación!”; “¡Cerrarán más empresas!”.

Las otras medidas anunciadas por el gobierno ya serán analizadas por otros camaradas en un artículo que publicaremos más adelante, solo basta con decir que el aumento del salario mínimo, la liberación del control de cambio, el aumento de la gasolina, el cambio del cono monetario, etc. deben ser entendidas como un todo y en su movimiento, si separas una de ellas y tratas de entender individualmente se te hará imposible.

¡Al tema que nos ocupa! (inflación y salarios) primero debemos tener dos conceptos bien claros: 1) cantidad de dinero en la economía y 2) el principio de la escasez del dinero.

1) Cantidad de dinero en la economía, en aras de hacer este artículo más comprensible y divulgativo tratare de librarme de algunos términos técnicos y explicar las cosas en el lenguaje más sencillo posible para que todos lo podamos entender. Para comprender este concepto imagínate que sumamos todo el dinero que tienes en efectivo más el que tienes en las cuentas a eso le sumas el dinero que tienen tus familiares y vecinos, luego en la suma le agregas todo el dinero de todas las empresas y el de las instituciones del estado. Toda esta suma te da un número muy grande (todo el efectivo y depósitos del país). A este gran número lo llamamos cantidad de dinero en la economía. Digamos a medida de ejemplo 1.000.000.000

2) Principio de la escasez del dinero: a grandes rasgos nos dice que el dinero “vale” porque es escaso, es decir, que el dinero “vale” más cuando tenemos menos -en todo el país, cantidad de dinero total- y “vale” menos cuando tenemos más dinero.

Lo que deducimos de esto es que la cantidad de dinero y el “valor” del dinero tiene una relación inversamente proporcional. Claro estamos suponiendo que la cantidad de productos se mantiene constante.

Hagamos un ejercicio si a los 1.000.000.000 que era la cantidad de dinero que tenías al principio tú le sumas más y más simplemente pulsando una tecla en el banco central comenzará a aumentar digamos a 1.100.000.000 y segura así hasta digamos 2.000.000.000 lo que significa que la cantidad de dinero se ha duplicado mientras que el “valor” de la moneda ha descendido a la mitad. Con lo que antes comprabas un kilo de pollo ahora compras solo medio kilo.

Estos dos conceptos y su aplicación nos pueden ayudar a entender la inflación en Venezuela en los últimos años. Pero también hay muchos más fenómenos que pueden influir en la inflación, pero no nos interesan en este momento.

¿El aumento salarial aumenta la inflación?

Antes de responder a esta pregunta recordemos un debate en el que estuvo involucrado Carlos Marx y el camarada John Weston miembro de la primera internacional, Weston defendió en el Consejo General de la Asociación la tesis de que la elevación de los salarios no puede mejorar la situación de los trabajadores, algo parecido a lo que defienden muchos hoy en Venezuela diciendo que un aumento en el salario es contraproducente porque aumenta la inflación, la única diferencia es que Weston defendía estas tesis erróneas de buena fe, algo muy diferente a los enemigos del aumento salarial de hoy en día. Los argumentos completos de Marx combatiendo estas ideas las puedes encontrar en su trabajo: salario, precio y ganancia. De ahí tomó muchas ideas expuestas aquí.

El razonamiento de los que defienden la tesis de (aumento salarial) = (más inflación), es más menos el siguiente: cómo aumenta el salario mínimo aumenta los costes de producción por lo tanto los precios y así la inflación. Aquí tratan de meternos de contrabando una idea errónea, nos quieren hacer creer que los precios solo toman en cuenta los costes de producción y una modesta “ganancia” del 30% estipulada por la ley. Sinceramente esto provoca es risa

La situación real es que después del empresario sacar sus costos de producción, mira al mercado viendo los precios de sus competidores y se preguntan ¿cuál es la máxima ganancia que puedo extraer?; ¿cuánto es lo más caro a lo que lo puedo vender?, por lo tanto el rango de los precio de un producto no es fijado por ningún productor en particular sino por el mercado en general, aunque pareciera que cuando vamos a la frutería y preguntamos los precios al frutero este hubiera tomado la libre elección de asignarle un precio a su producto, pero aquí el vendedor está tomando arbitrariamente un valor de un rango de valores que es “fijado” por el mercado. Para simplificar, el mercado determinar el rango de valores, un vendedor en particular escoge uno que esté dentro de este rango. Claro, estamos excluyendo a los monopolios que con su peso si pueden fijar “arbitrariamente” el precio de un producto, tomando en cuenta otras consideraciones que explicaremos más abajo.

El precio de los costos de producción le interesa al vendedor solo hasta el momento en que ve los precios en el mercado son mayores que los costos de producción. Estos costos (entre ellos la mano de obra) es solo una referencia, un punto de partida, pero no es el factor determinante en la fijación del precio final del producto.

¿Como fija el precio el vendedor?

Vamos analizar un poco como es fijado el precio, por el frutero, carnicero, productor agrícola, entre otros. Demostraremos que no es tan arbitrario estos precios como nos quieren hacer creer la burocracia y “teóricos” reformistas. Cuando un pequeño vendedor abre su negocio o se dirige al mercado a vender sus mercancías siempre tienen en mente: “¿estoy vendiendo caro o barato mi producto?” y esta duda se resuelve todos los días. ¿Entonces cómo decide qué precio colocarle? lo primero que les pregunta a sus colegas vendedores es: ¿a cómo vendiste tu?; ¿cuáles fueron los precios en el mercado? o en algunos casos envía “espías” a preguntar el precio de sus competidores. La idea es tener un promedio de cómo lo venden los demás, y así colocar un precio acorde y no “abollarse” (no quedarse con las mercancías). La otra forma de tener una buena estimación de si tu precio es alto o bajo es calcular el tiempo y la venta de las mercancías, por ejemplo, si en tu experiencia vez que estás vendiendo más rápido de lo acostumbrado pensaras que esta barato y le subes el precio, si por el contrario ves que no se vende al mismo ritmo deducimos que esta caro y le bajas el precio. Aquí tenemos a grandes rasgos cómo funcionan los intereses de un vendedor y la fijación de los precios. Querer quejarte o combatirlo con sermones es simplemente inútil, una pérdida de tiempo.

Lo que en el párrafo de arriba se ha demostrado es que si bien es cierto el vendedor tiene ciertas libertades a lo hora de colocar el precio de sus productos, tampoco tiene libertad absoluta y omnipresente, el mercado en general determina el precio y el vendedor solo puede escoger el precio particular en un pequeño rango de valores, ¡Aquí el amor u odio al prójimo no tiene nada que ver! simplemente el vendedor particular no “puede” subir los precios a su antojo (si no quiere fracasar) y tampoco puede bajar los precios a su antojo (si no quiere  fracasar) por el simple hecho que el vendedor es al mismo tiempo comprador de otros productos. Lo único que hace es moverse en un rango de precios.

Aunque a veces pareciera que este rango de valores no se cumpliera, a veces vemos que en una venta de repuestos tenemos un precio y cruzando la calle otro precio bastante diferente ¿qué significa esto?; ¿es la refutación a la tesis que el mercado es el que “decide” los precios y el vendedor solo tiene un pequeño margen de decisión? En realidad, lo único que demuestra es que también para los vendedores se le hace difícil llevar el “ritmo” y que sus productos estén en sintonía con los demás.

Cuando vas a un mercado existe una continua lucha entre compradoras, entre vendedores y entre compradores y vendedores entre sí. Pero en el caso particular del día de hoy en Venezuela la ventaja la tienen los vendedores, por el simple hecho de aquí se vive es una crisis de subproducción, los vendedores saben que sus productos siempre conseguirán  cabida en el mercado, no existe esa lucha intensa entre vendedores por mercados que hacen que se abaraten los precios.

Ni siquiera el precio y la producción que coloca un monopolio es arbitrario, aunque pareciera, teniendo en cuenta su dominio casi total en el mercado, el monopolio tiene que “jugar” entre dos límites, por encima y por debajo de la producción. Si es mucha, el precio baja y sus ganancias no son sustanciosas y si es baja, el precio sube, pero un número menor de compradores tendrán acceso al producto y por lo tampoco sus ganancias no serán sustanciosas. También tiene que tomar en cuenta que debe luchar contra posibles competidores que puedan desafiar su dominio si el mercado ofrece buenas posibilidades. Entre todas estas consideraciones se tiene que balancear el monopolio para mantener sus márgenes de ganancia. Expongo todo esto, que se sale del tema principal, para acotar una vez más como los precios no son nada arbitrarios después de cierto margen o rango.

Meditando al respecto de los precios viene a la mente frase de la Laplace “la brújula si pudiera pensar, pensaría que apunta hacia el norte por su libre decisión”. En el caso de los precios no es diferente, cualquier que no entienda las leyes subyacentes puede creer que el rango de los precios es fijado por la “libre decisión” de los vendedores. Aquí una vez más vemos como cosas que parecen arbitrarias, decididas por puro azar, tienen sus leyes y cumplen con su lógica, aunque muchas personas no las entiendan todavía y si es por la burocracia seguirán sin entenderla. La burocracia se aprovecha y estimula los prejuicios en lugar de un pensamiento racional y científico de los sucesos aparentemente arbitrarios.

Podemos decir confiadamente que el aumento de salarios influirá en la inflación solo dependiendo de donde se busque los recursos para pagar sueldos y pensiones, si se buscan en la economía o si simplemente se hunde una tecla en el banco central y se pagan nóminas como por arte de magia. Algunos indicios de la burocracia se prestan a pensar que será una combinación de ambas medidas.

Hagamos un paréntesis para hablar un poco de la reconversión monetaria, en el momento de analizar ya sea el precio de un producto o tomar los datos en un experimento no debemos confundir la “cosa” con su medición, son totalmente diferente, un saco de papas pesa lo mismo ya sea que tu lo midas en kilogramos, onzas, libras, o cualquier otro rango de comparación, lo que siempre debemos tener claro es que se está es haciendo una comparación. en el caso de los precios es igual, cuando vas al supermercado vez números de precios, pero lo que hace nuestro subconsciente es comparar este precio con muchos otros, entre ellos el de nuestros ingresos. Así que el cambio del cono monetario no tiene ninguna relación en cuanto a la inflación o cualquier otra característica de la economía, a no ser cuestiones sin mucha importancia en el cómputo de los bancos y cosas por el estilo.

¿La explotación se produce en el comercio o en la producción?

la burocracia, muchos “intelectuales” reformistas, y `para nuestra propia experiencia pareciera apuntar a que la diferencia entre ricos y pobres se produjera en el momento en que vamos a comprar, que la comercialización es el origen de las desigualdades. ¡grave error! si bien es cierto muchas personas se han hecho rica con la simple ecuación de comprar barato y vender caro. Este simple modo de enriquecerse no agota la cuestión de las riquezas de una sociedad y cómo se distribuye. Para no extender demasiado y aprovechando el trabajo hecho por otros camaradas me limito a recomendar los textos:  Introducción a la Teoría del Valor del Trabajo por Alan Woods y Rob Sewel  y un clásico de Trotsky: Pensamiento vivo de Carlos Marx. A lo que me limitaré es a expresar lo que podemos corroborar simplemente echando un vistazo a nuestro alrededor: Todos los bienes disfrutados por la humanidad vienen de la naturaleza, pero lo que le da “valor” es el trabajo del hombre, por lo tanto, el origen de la riqueza igual que el de las desigualdades debemos buscarlos en la producción y no solo en la distribución.

Con este aumento de salario mínimo ¿cerrarán empresas?

Esto fuera cierto si entre los costos de producción (entre ellos el salario) tuviera un peso tan grande en el precio final de los productos, hablando en términos marxistas es si la tasa de explotación fuera pequeña, en el caso de Venezuela no es así y no cambiará con el nuevo aumento del salario mínimo, simplemente la fracción del precio final de un producto que representa el salario es ínfima comparada con el precio total.

Pero primero ¿qué es la tasa de explotación? parafraseando la definición es la relación entre el salario obtenido por los trabajadores y la riqueza creada por ellos. Aquí en Venezuela podemos ver que es muy grande esta tasa y citaré un ejemplo sencillo, en el caso del campo, en productos que no requieren casi ninguna materia prima, por lo tanto, es más fácil ver esta relación que se produce en todas las ramas de la producción. Un trabajador agrícola sin muchos conocimientos técnicos y herramientas normales, produce en promedio (en productos) el equivalente a unos 10$ diarios. Si multiplicas por 20 días al mes da 200$ y supuestamente el salario llegaría a unos 30$ mensuales, lo que le deja a su patrono una sustentable “ganancia”. Ni hablar cuando el salario representaba solo el 1.5$ al mes. Aquí estamos hablando de obreros no cualificados con técnicas de producción mediocres, en sectores donde las técnicas de producción son mejores la tasa de explotación también aumentará.

¿Cuál es la solución?

Algunos miembros de la burguesía defienden que se debería hacer un gran recorte de empleados públicos y pensiones, dicen que con estas medidas brutales se reducirá la cantidad de dinero en la economía y por lo tanto la inflación. Puede que tenga razón en principio, pero estas medidas solucionan un problema, pero crean muchos más, despidos masivos y un mayor sufrimiento para los trabajadores del estado. Entonces ¿cuál es la solución?

Ninguna medida macroeconómica burguesa podrá sacar a Venezuela de esta crisis, la única forma de solucionarla en beneficio del pueblo es aumentando la producción de todo lo que necesitamos urgentemente. ¿cómo lograrlo? como planteamos más arriba sabemos que toda la riqueza de una sociedad proviene por una parte de la naturaleza y por otra del trabajo al manipularla ¿que nos falta?; ¿por qué no estamos produciendo la riqueza que tanto necesitamos, si tenemos casi todo? El kit de la cuestión es el “casi todo”, aunque tenemos recursos naturales realmente envidiables, aunque tenemos los músculos y el cerebro para producir, manipulando estos recursos. Nos falta un factor determinante en el trabajo que son las herramientas y las máquinas -este aspecto aun lo controla la burguesía- y mientras no contemos con ellos, los recursos naturales y los hombres serán inútiles para la producción de la riqueza que necesitamos.

La única solución real es producir más y se ha comprobado que el sistema que puede garantizar una mayor producción es un sistema con una economía planificada bajo el control obrero, el cual nosotros los marxistas consideramos como indispensable para comenzar el tránsito hacia el socialismo, una verdadera transición que acabe con el Estado burgués y produzca para el beneficio de todos y no sólo de una minoría.

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *